Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | GRANADA 0 - ESPANYOL 0

Anquela peligra y Toño agua el debut de Aguirre

Los locales llevaron el peso del choque ante el conjunto del técnico mexicano, que apenas demostró mejoría respecto a anteriores jornadas con Pochettino.

Gabriel Galán

Anquela peligra y Toño
agua el debut de Aguirre Ampliar
CONSISTENCIA. Colotto y Víctor Sánchez defienden una acción a balón parado del Granada, con Stuani, Víctor Álvarez y Baena detrás. | Pepe Villoslada

La afición del Granada dictó sentencia ayer tras otro desilusionante partido de su equipo y por eso se despidió con un "¡Anquela, vete ya!" que puede traer consecuencias más pronto que tarde. Ahora la pelota está en el tejado de Quique Pina. Fue un grito que llevaba tiempo guardado pero que un día iba a explotar. Y explotó ayer. Tocó ante el colista, un Espanyol que sí ha dado el paso de cambiar de entrenador y que por ahora parece más fiable. Al menos no perdió. Sigue sin mucha calidad, porque eso se tiene o no se tiene, pero al menos supo estar y defendió con uñas y dientes. Incluso se pudo ir más contento de Los Cármenes si Toño no hubiese aparecido para salvar con el pie ante Forlín o con un paradón a bocajarro tras un cabezazo de Stuani. Quizás Anquela deba darle las gracias a su guardameta porque sin él ese grito de la afición hubiese aparecido mucho antes.

No hace falta ser un entendido en el fútbol para comprender por qué Granada y Espanyol están abajo y puede que sin una solución aparente. La calidad sale por cuentagotas y así es muy difícil sorprender en Primera, aunque enfrente esté el colista o un equipo que para hacer un gol necesita un milagro. Los números del Granada en ataque son duros: 24 tiros y once saques de esquina para cero goles. Y sólo once esta temporada. Ahí Anquela no tiene toda la culpa, porque el gol no se entrena. También se tiene o no se tiene.

Ganas.

Esa alarmante falta de puntería fue algo que agradeció en su primer día el recién llegado Aguirre. El mexicano ya habrá observado que su misión se antoja tan peligrosa como gratificante. Si salva al Espanyol, se convertirá en un héroe en Cornellà. Pero si no, sería un paso atrás en su carrera. En Los Cármenes se vio un equipo serio en defensa aunque flojo en ataque, a excepción de dos jugadas puntuales que bien pudieron cambiar el partido. Stuani aún no se cree lo que le paró Toño. Pero ya es un primer paso para creer. Ahora debe ir de tres en tres y esperar el desplome de otros rivales.

Esto último es lo que debe evitar cuanto antes Anquela, pero su futuro ya no está en su mano. No tiene a la grada de su parte y eso le complica. Pero sobre todo los 12 puntos que suma su equipo y lo impotente que se ve a este Granada. Ese bonito sueño que inició en verano puede tener un corto guión. El de Aguirre ya ha empezado sus primeras líneas.

 

Estadísticas AS.com