Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | BARCELONA 5 - ATHLETIC 1

Récord y recital de propina

El Barcelona de Tito Vilanova firma el mejor arranque de la historia. Partidazo de un equipo azulgrana lanzado. Dos goles más de Leo Messi, que está a uno de Gerd Müller.

Santi Giménez
Récord y recital de propina Ampliar
Fàbregas, Alba y Pedro acuden a felicitar a Messi cuando el argentino logró su segundo gol. |

El Barça de Vilanova ya ha entrado en la historia. Le han bastado 14 jornadas de Ligas para convertirse en el equipo que firma el mejor arranque del campeonato en toda su historia sumando 13 triunfos y un empate. Pero más allá de los números, que son una auténtica barbaridad, la cuestión es como lo certificó ayer. Aplastando al Athletic por 5-1 en un recital de juego que supone no sólo el mejor partido de la era post-Guardiola, sino el mejor encuentro jugado por el Barça desde la final del Mundial de Clubes en Yokohama de diciembre pasado.

El Barça se reencontró ayer con esos viejos hábitos que le hacen un equipo deslumbrante. Sólido atrás con un Piqué imperial a la hora de iniciar el juego, con Busquets rebañando todos los balones posibles, con un Pedro que trabajaba a destajo y un Messi letal. Pero lo mejor de todo es que parece que finalmente, Vilanova ha encontrado la fórmula para que cohabiten Xavi, Iniesta y Fàbregas. Si a eso le añadimos que los laterales, Alba y Adriano, son dos balas, el espectador no puede hacer otra cosa que sentarse y disfrutar.

Corría el peligro el Barcelona de estar más pendiente del partido que iba a jugarse en el Bernabéu una vez finalizara su duelo con el Athletic que de completar su faena. En este aspecto, el trabajo de Vilanova en cuanto a la mentalización de los suyos también fue impecable. La salida del Barça fue demoledora. Los blaugrana fueron un rodillo en la presión y ahogaron a los de Bielsa desde el inicio.

Otro córner. Era tal la presión del Barça sobre la defensa vasca, que el portero Gorka Iraizoz fue con diferencia el jugador que más posesión de balón tuvo en el arranque del partido. Sus defensas, asfixiados por un Busquets omnipresente no tenían más opción que retrasar continuamente el balón a su portero.

El primer gol llegó, como pasó en la final de Copa del Rey, tras un saque de esquina mal defendido por los leones. Fàbregas logró rematar por insistencia, Gorka bastante hizo con evitar el gol, pero el balón le quedó muerto a Piqué en el área pequeña para rematar a placer. Gerard es el decimocuarto jugador del Barça que marca esta temporada.

La disposición de Bielsa, que ordenó marcajes individuales por todo el campo no ayudó en nada al Athletic. Fiar tu suerte a que jugadores como Piqué, Messi o Iniesta no te superen en el uno contra uno es hacer funambulismo sobre las Cataratas del Niágara con los ojos vendados y en día de viento.

Tres minutos después del 1-0, Xavi habilitó a Messi con un pase maravilloso, Leo superó a Gorka y su disparo lo acabó impulsando a la red Amorebieta. El argentino estrechaba el cerco a Müller. Antes de acabar una primera parte vertiginosa, Adriano culminó otra obra de arte coral para sellar el partido.

En el segundo tiempo, Bielsa dio entrada a Llorente 45 minutos tarde y el Barça siguió con su ritmo de crucero. Cesc volvió a aprovechar otro caramelo de Iniesta y Messi marcó ese golazo con la derecha que Maradona jamás logró. Ibai, aprovechando un despiste de Adriano, marcó el gol del honor para el Athletic. Demasiado Barça.

Estadísticas AS.com