Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Barcelona - Athletic

Récords en el horizonte

El Barça aspira a firmar el mejor arranque de la historia y Messi, acercarse a Müller. El Athletic espera sacar tajada del optimismo que se vive en el entorno del Barcelona.

Santi Giménez

El Athletic espera sacar tajada del optimismo que se vive en el entorno del Barça. El equipo blaugrana, líder de la Liga sabe que en caso de ganar a los de Bielsa, incrementará sí o sí su condición de líder respecto a sus dos perseguidores, que se enfrentarán entre ellos una vez acabe el duelo del Camp Nou.

Por tanto, el gran peligro esta noche del Barça estriba en fijarse más en lo que pasará a partir de las diez de la noche en el Bernabéu que en lo que acontecerá en su propia casa. Por si fuera poco, un triunfo del Barcelona supondría que el equipo de Vilanova firmaría el mejor inicio de la historia de la Liga, un récord que ostenta el Real Madrid de Antic y que ni la mejor versión del equipo de Guardiola fue capaz de conseguir. Hasta el momento, el Barça suma doce victorias y un empate, hecho que le permite a estas alturas del campeonato sacarle 22 puntos a su rival de hoy, que la temporada pasada fue finalista de la Europa League y de la Copa del Rey.

Para poner la guinda a este estado de felicidad que se vive en el Barça, Leo Messi está a tres goles de igualar la marca de Gerd Müller como máximo goleador (85) en un año natural. Para cualquier otro jugador un hat-trick de distancia sería una distancia sideral, pero el argentino ha roto demasiadas veces la barrera de lo improbable como para despreciar cualquier posibilidad. Cabe recordar que descansó el miércoles en la Copa junto con otros seis titulares, lo que da idea de que Vilanova saldrá con todo. Tito, buen conocedor del Barça, sabe que el peor enemigo del Barça es la soberbia. No admite despistes.

Abidal se entrenó sobre el campo al margen del grupo

La gran noticia de la mañana de ayer en Sant Joan Despí fue la presencia de Eric Abidal, que por primera vez desde que fue operado pudo entrenarse en el mismo campo que sus compañeros, aunque como es lógico lo hizo a un ritmo diferente y al margen del grupo en muchas fases de la sesión. Desde que se le practicó el trasplante de hígado, Abidal únicamente había trabajado en el gimnasio y había realizado un stage en altura en los Pirineos para coger fondo físico. Su aparición ayer en el campo de entrenamiento viene a constatar que los plazos que él mismo se puso en su recuperación van cumpliéndose. El francés comentó hace un par de semanas que antes de fin año estaría entrenándose con el equipo y que esperaba estar a disposición de Tito Vilanova durante la segunda vuelta de la Liga.

Estadísticas AS.com