Actualizado

Actualizado a las

Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | LOS SEGUIDORES DEL EQUIPO RUSO

"Los jugadores del Spartak le hicieron la cama a Emery"

"Pensamos, y nadie nos convencerá de lo contrario, que el partido de máxima rivalidad contra el Dinamo fue perdido premeditadamente", dicen.

La principal agrupación de aficionados del Spartak de Moscú, Fratria (Fraternidad), acusó hoy a los futbolistas del equipo de ''hacerle la cama'' al técnico español Unai Emery, que fue destituido tras caer en casa ante el Dinamo Moscú (1-5).

"Pensamos, y nadie nos convencerá de lo contrario, que el partido de máxima rivalidad contra el Dinamo fue perdido premeditadamente", señala el comunicado publicado por Fratria en su página web. Los aficionados aseguran que "no vieron ni una gota de esfuerzo o emoción (...), ni vieron el deseo de jugar y morir en el campo por el Spartak".

"Vemos la destitución de Emery como correcta, dada la situación, pero no tenemos nada que reprocharle al destituido entrenador. Queremos agradecer a Emery su trabajo en nuestro club y desearle éxitos en su futura carrera como técnico", destaca la nota.

Fratria subraya que "la crisis de juego del Spartak no está relacionada con el trabajo del entrenador, sino en primer lugar con la pésima actitud de los futbolistas hacia su trabajo".

Además, asegura que no está en contra del nombramiento de Valeri Karpin, hasta ahora director deportivo del equipo, como técnico del equipo.

La destitución de Emery como técnico del Spartak era un secreto a voces, ya que el español se había ganado la animadversión de parte de la prensa rusa y, según los medios locales, incluso la enemistad de algunos de sus futbolistas.

"¡Que hable nuestro entrenadorcillo!", espetó Artiom Dziuba, delantero del Spartak, a la televisión al término del partido ante el Dinamo, que colmó la paciencia de la directiva.

A Dziuba, que tuvo que pedir perdón al día siguiente, el club le ha sancionado con una fuerte multa. El despido de Emery, que entrenó al Valencia durante cuatro temporadas, fue incluso recibido con aplausos por algunos periodistas, que nunca se llegaron a tomar en serio al entrenador vasco.

En cinco meses de trabajo el técnico tiró por la borda su prestigio con la temprana eliminación en la Liga de Campeones y en la Copa de Rusia, y el decepcionante séptimo puesto en el campeonato local.

El Spartak, que fue semifinalista de la antigua Copa de Europa en los años 90, no gana el título de liga desde 2001, una eternidad para sus aficionados.

Los expertos han criticado al Spartak de Emery por ser demasiado previsible, de ser incapaz de cambiar el ritmo de los partidos y de desfondarse en las segundas partes.

Emery llegó al equipo moscovita de la mano de Karpin, gran conocedor del fútbol español y que militó en el Valencia, Celta y Real Sociedad, entre otros equipos, como uno de los entrenadores más prometedores del fútbol europeo.

Antiguos técnicos y futbolistas del Spartak consideran que el fichaje de Emery fue un error y le acusan de ser incapaz de transmitir su mensaje a los jugadores.

En cambio, muchos aficionados exculpan al técnico español y acusan a la directiva de fichar jugadores mediocres que no están a la altura de las ambiciones del club más laureado de la historia del país.

En concreto, el legendario delantero soviético, Víctor Ponedelnik, autor del gol de la victoria en la final de la primera Eurocopa, e 1960, aseguró a Efe que la plantilla del Spartak estaba muy descompensada y que echaba en falta jugadores creativos. Y añadió que, a día de hoy, varios equipos, entre ellos el CSKA, el Zenit y el Anzhí, tienen unas plantillas de mayor calidad que la del Spartak.

Las bajas también lastraron el rendimiento del equipo esta temporada, en particular la grave lesión sufrida por el brasileño Romulo, autor de un gol en el Nou Camp y que fue fichado como la gran estrella del equipo.

Además, el irlandés McGueady, el ruso Bylyaletdínov, el español Jurado, el argentino Parjea y el portero ucraniano Dykan se han perdido muchos partidos.

El presidente del Spartak, Leonid Fedún, aseguró durante el verano que el club se proponía fichar a varios jugadores de "alto nivel".

"Futbolistas que no son de alto nivel ya los compramos. Y como resultado no fuimos campeones", dijo Fedún, quien incumplió su promesa.

Karpin, quien ya entrenó al Spartak entre abril de 2009, cuando fue destituido el danés Michael Laudrup, y mayo de 2011, dirigirá al equipo moscovita hasta final de año.

Estadísticas AS.com