Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Zaragoza

Sin tiempo de lamento ni margen para recuperar

El lunes el Zaragoza vio quebrada su buena línea con la derrota ante el Celta. La Copa se ofrece ahora como bálsamo, pero la condensación de dos partidos en tres días preocuopa.

Mario Ornat

El estrecho margen entre el partido de Copa con el Granada, que se jugará mañana por la tarde a las 19:30, algo más de 48 horas después de la derrota con el Celta, le ahorra al Zaragoza tiempo para lamentos internos y externos alrededor del tropezón del lunes, pero puede tener un efecto en el aspecto físico que Manolo Jiménez no ha pasado por alto. El calendario de la semana no le deja al Zaragoza espacio para lamerse las heridas, pero tampoco para la recuperación física: el técnico se ha quejado de forma agria estos días por el hecho de que su rival mañana disponga de dos días más antes del choque.

"Es un abuso, el que pone los horarios no ha jugado en su vida ni al parchís", dijo Jiménez después del encuentro del lunes. No quiso cebarse, para evitar problemas, pero dejó clara su postura. El Granada jugó su partido de Liga el sábado, perdió en Valladolid y está en descenso. Ha tenido un periodo mucho más adecuado de recuperación. Sus problemas son otros: el domingo llega a Los Cármenes el Espanyol, en un duelo directo de la zona baja.

Refresco. Jiménez no quiso cargar la suerte y su protesta quedó disminuida por la resaca del choque con el Celta, que quebró su buena línea. Pero lo más probable será que el asunto afecte a la alineación y haya refrescos, empezando por la portería con Leo Franco. José Mari, Romaric y Zuculini no jugaron frente al Celta y pueden ofrecer descanso a gente cargada como Movilla y Apoño. Jiménez ha de medir bien la administración del cansancio y conjugarla con la del marcador: el Zaragoza lleva una renta estrecha tras el 1-0 de la ida.

Estadísticas AS.com