Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Barcelona

Vilanova hace real el sueño de alinear juntos a once canteranos

El Ciutat de València siempre quedará en la historia del Barcelona. En Orriols, Tito Vilanova pudo dar entrada a Montoya cuando Alves se lastimó. Once canteranos juntos.

Vilanova hace real el sueño de alinear juntos a once canteranos Ampliar
CON MONTOYA SE COMPLETÓ EL ONCE En el minuto 13 del partido, tras una jugada de ataque, se lesionó Alves y entró Montoya. El equipo titular era el siguiente: Pedro, Jordi Alba, Busquets, Piqué y Valdés, arriba; Messi, Alves (al que sustituyó Montoya), Fàbregas, Iniesta, Xavi y Puyol, abajo. En el partido de Getafe, esta temporada ya jugaron diez canteranos. El equipo titular fue: Valdés; Montoya, Piqué, Puyol, Adriano; Xavi, Busquets, Thiago; Pedro, Fàbregas y Tello. | David González

Tito Vilanova hizo realidad el pasado domingo el sueño de Van Gaal y el deseo de Pep Guardiola: juntar en un partido oficial a once futbolistas criados en La Masía, aunque algunos de ellos tuvieron que emigrar para acabar de formarse y el club, a la larga, tuvo que abonar una gran suma de millones para recuperarlos. Fue en Orriols, en el Ciutat de València, cuando una lesión de Dani Alves le abrió las puertas del partido a Montoya. Con la entrada del lateral catalán se cerraba el círculo a un deseo que hace tan sólo seis años parecía más bien imposible.

Decíamos que Van Gaal fue el primero en soñar. Nada más ser contratado del Ajax por Núñez, el holandés manifestó: "Mi sueño es jugar con gente de la casa y poder conquistar títulos con ellos para el Barcelona". Las intenciones siempre fueron buenas, pero su falta de sintonía con muchos de los estamentos del club dejaron el trabajo a medias, aunque sí que moldeó a Xavi y comenzó a dibujar un gran futuro para Iniesta.

Una década después (2008) llegó Guardiola, tras un año en el filial. Esa experiencia le brindó la posibilidad de sumar a la nómina de cracks­ de los que ya disponía en su equipo a Busquets y Pedro (entonces Pedrito) para que se asentaran en la élite, dejando unos números sensacionales y unas actuaciones dignas de ser recordadas por muchos. Pep siempre valoró el poder jugar con un equipo inicial formado en casa, aunque al final tuvo que acabar yéndose del club sin poder ponerle la guinda al pastel que tanto esfuerzo dedicó.

Tito ha sido hábil y una vez recuperados Puyol y Piqué supo ponerle el ritmo a la partitura y entrar en la historia del club con un equipo de la casa. Eso sí, al Barcelona le costó mucho dinero poder recuperar algunas de sus piezas. Por Piqué abonó en 2008 cinco millones al United, por Fàbregas, 40 al Arsenal y 15 tuvo que pagar al Valencia el pasado mes de julio para que Jordi Alba esté ahora afincado en el lateral zurdo del Barça, el equipo que se formó en La Masía azulgrana.

Estadísticas AS.com