Europa Liga

Europa Liga

campo fútbol
jugadores

Europa League | HELSINBORGS 1 - LEVANTE 3

El Levante, por la vía rápida

Ángel, Diop e Iborra dan el triunfo ante el Helsingborg y la clasificación matemática para la siguiente fase. Incluso aún puede pasar como líder de grupo si le gana al Hannover.

Víctor López

El Levante, por la vía rápida Ampliar
EN DIECISEISAVOS. El Levante solucionó por la vía rápida el partido en Suecia y ya está clasificado para la siguiente ronda. | DAVID GONZÁLEZ (enviado especial en helsingborg)

Tenía todo a su favor el Levante para estar en dieciseisavos de final. Sólo una gran catástrofe podría impedirlo. Pero fenómenos de estos raros ya hace tiempo que no se ven por Orriols. Mejor. Ayer lo solventaron por la vía rápida. Desde el calentamiento se vio que iba a haber poco color. Y no lo hubo. Ni en las gradas ni en el campo. El Helsingborg no fue rival. Sin físico y sin motivación. Lo que le sobró a los granotas que no querían alargar más la clasificación. Ahora, se jugarán el liderato en el último partido y ya sueñan con nuevos rivales en el próximo sorteo.

Por si había alguna duda de por dónde iban a ir los tiros a los siete minutos Ángel le quitó la poca emoción que podía haber al asunto. Finalizó a la perfección un gran pase de Rubén que lo dejó solo delante del portero. Otro 'huesecico comio' para el canario que está aprovechando bien los últimos ratos que le están dando. Seguro que así llegan más. Un minuto antes se pudo señalar penalti a favor por mano de Baffo dentro del área, pero para qué. Sin presencia ninguna, los suecos sólo se arrimaron por el área de Keylor en algún balón aéreo. El más peligroso lo sacó uno de ellos bajo los palos. La pizarra de JIM estuvo cerca de dar resultado con un remate de cabeza de Ballesteros que murió manso en las manos de Hansson. Y un minuto después fue el palo el que repelió un tiro de Ríos tras una buena contra. Pero lo que nadie pudo detener fue el testarazo de Diop poco después a la misma escuadra culminando un centro medido del jerezano. Se acabó lo que se daba, pero el reglamento obliga a jugar el segundo tiempo. En este caso habría sobrado.

Al menos el desangelado Olympia se entretuvo en el segundo acto. Los de Hareide quisieron honrar a los casi 4.000 valientes que desafiaron al frío y, dentro de sus posibilidades, intentaron una digna despedida de temporada. Nada más empezar se encontraron con Keylor Navas que salió atento a los pies de Mahlangu. Poco después desbarató también una internada de Djurdic. Pocas opciones dio la zaga granota en la que destacó otro buen partido de Rodas. Uronen sacó el ¡uy! más claro con un zurdazo lejano. Pero nada más. Porque para lo único que quedaba tiempo era para que el Levante hiciera el tercero. Como no, culminando una contra, esta vez Iborra. Ejecución perfecta.

Historia. Ni el postrero gol de Sorum empañó la mágica noche del levantinismo que se fue a la cama sabiendo que en sus sueños pueden seguir apareciendo los Liverpool, Inter, City o quien quieran porque lo que nadie les va a quitar es otra ronda, la de dieciseisavos. O lo que es lo mismo, otra paginita más escrita con letras de oro en sus 103 años de historia.

Estadísticas AS.com