Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Betis-Real Madrid

El Betis-Madrid de la temporada pasada ya tuvo lío arbitral

Después del escándalo en el Etihad Stadium el Madrid visita el sábado al Betis, donde hace ocho meses el protagonista del encuentro volvió a ser el colegiado.

As.com

Los partidos del Real Madrid se miran con lupa. Los jugadores y José Mourinho pasan un examen cada 90 minutos, cada vez que saltan al césped. Y con ellos el árbitro, probablemente la figura más juzgada y criticada en los duelos de los blancos. En la noche del miércoles el turno le tocó a Gianluca Rocchi; el escenario fue el Etihad Stadium que cobija al Manchester City. El rosario de errores del trencilla italiano, que ha llamado la atención hasta de los medios ingleses, perjudicó al Madrid y muchos de los jugadores del conjunto español, casi siempre cautos, terminaron por explotar ante televisiones, radios y prensa. “El árbitro nos ha perjudicado claramente”, dijo Álvaro Arbeloa, expulsado por doble amarilla tras el discutible penalti sobre Agüero que supuso el empate de los ‘citizens’.

El de Manchester no ha sido el único escándalo arbitral que ha salpicado al Madrid en los últimos tiempos. Hace dos semanas, la batalla planteada por el Levante en el Ciutat de Valencia se aliñó con un penalti que no fue a Callejón, el empate del levantinista Ángel en fuera de juego, un codazo de David Navarro que lesionó a Cristiano Ronaldo y para terminar una tángana en los vestuarios. Entonces, varios jugadores del Levante incendiaron los medios de comunicación con sus declaraciones. Juanlu lo calificó de vergüenza. El Madrid se ve demasiadas veces salpicado por la polémica. Y el sábado visita al Betis en el Benito Villamarín, donde hace sólo unos meses, el árbitro volvió a ser el protagonista.

Iturralde González, uno de los colegiados que más derrotas le ha pitado al Real Madrid, llegó al Villamarín con el cargador lleno. Primero se comió una mano de Rubén Castro en el gol de Jorge Molina. El delantero bético controló el balón, éste le golpeó en su mano derecha y cayó manso a sus pies. Desde allí envío un pase a Molina que fusiló a Casillas. El frenético ritmo del partido fundió a Iturralde, que tuvo que ser sustituido por el cuarto árbitro, Gorka Sagués Orkoz, que también se vio superado por la agobiante presión de la escena. Sagués llevó el partido con cierta tranquilidad hasta el tramo final. El Madrid ganaba 1-2 y el tercero blanco pudo llegar en un penalti a Kaká que no se pitó. Pero lo gordo llegó tras el empate del Betis.

En una galopada eterna, Nacho llegó a la línea de fondo y junto al área blanca soltó un centro raso que pegó en el pie de Xabi Alonso y, acto seguido, impactó en la mano del madridista. Sagués ya se había comido dos penaltis en apenas 25 minutos. El Madrid aprovechó el error arbitral y Cristiano marcó el 2-3, aunque no sin polémica. Los jugadores béticos pidieron fuera de juego posicional de Khedira en el remate previo al gol. Ramos remató un córner, el balón fue directo a la meta de Fabricio y pasó entre las piernas del centrocampista alemán, que parecía en fuera de juego. El meta verdiblanco sólo pudo repeler el disparo y regaló el balón a Cristiano, que no perdonó. Con el 2-3, lo peor estaba por llegar.

El Betis se volcó, buscó y mereció el empate. Éste pudo llegar en un disparo de Jefferson Montero cuando Sagués tenía casi el silbato en la boca. El tiro del bético, que había hecho el 2-2, tocó en la cadera de Marcelo y después se encontró con Ramos. El central puso el cuerpo y el balón se paseó por él. Primero tocó el muslo, después el pecho y terminó golpeando en el brazo derecho. El penalti trajo una riada de declaraciones, críticas y el acuciante juicio público que persigue al Madrid. Porque el Madrid se ve demasiadas veces de lío de lío.

Estadísticas AS.com