Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Celta

El único equipo en Primera que aún no sumó a domicilio

Los celestes buscarán romper su mala racha en Zaragoza. La imagen fuera de Balaídos no está siendo mala, pero una cosa son las sensaciones y otra los puntos.

Abraham Martínez

El Celta es el peor equipo de Primera lejos de su estadio. La imagen fuera de Balaídos no está siendo mala, pero una cosa son las sensaciones y otra los puntos. Los célticos son el único conjunto de la categoría que aún no ha logrado estrenar su cuenta como visitante tras seis partidos. El próximo lunes buscarán en la Romareda romper una dinámica negativa que impide a los celestes abandonar la parte baja de la tabla.

Otros tres equipos de la Liga tampoco han obtenido ningún triunfo a domicilio, pero sí que han arañado empates. El Deportivo lo ha hecho en dos visitas (Mestalla y Balaídos), el Valencia también (Bernabéu y Zorrilla), mientras que el Mallorca igualó en tres ocasiones (Rosaleda, Sadar y Balaídos).

En el pésimo bagaje del cuadro olívico hay que tener en cuenta el calendario de salidas que ha tenido hasta el momento. Tres de ellas fueron contra equipos que juegan la Champions League: Valencia (2-1), Real Madrid (2-0) y Barcelona (3-1). También visitaron un campo complicado como el de la Real Sociedad (2-1), pero cayeron ante dos rivales directos: Granada (2-1) y Rayo (3-2).

Exámenes.

Antes de acabar la primera vuelta el Celta afrontará cuatro partidos como visitante. El primer anfitrión será el Zaragoza, que suma dos victorias seguidas en casa. Después irá a dos fortines como San Mamés y el Calderón. Y acabará en Cornellá, donde el Espanyol está sufriendo.

Ya ha igualado su tercer peor registro histórico como visitante

El mal arranque de curso a domicilio ha provocado que el actual Celta haya igualado su tercer peor registro histórico como visitante. En la temporada 1978-79, también en Primera, el conjunto vigués inició la Liga con seis derrotas consecutivas. En la séptima salida logró cortar la mala racha venciendo al Recreativo de Huelva. Una dinámica similar se dio en la campaña 1952-53. Seis derrotas en las primeras seis visitas y un empate en el séptimo desplazamiento. Un año antes los célticos habían firmado un dato todavía más negativo con nueve derrotas consecutivas, sólo superado por lo sucedido en el curso 1940-41 con diez encuentros perdidos fuera de Balaídos.