Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Betis

Aficionados béticos insultan en la sesión a varios jugadores

Los aficionados increparon a varios jugadores, Pereira se encaró con algunos hinchas y Nelson, Guillén y Stosic recibieron la mayor parte de las críticas.

José A. Espina

Indignación, tensión, varias unidades de la Policía Nacional poniendo calma y un sinfín de improperios a los jugadores. Es la fotografía, no por esperada menos descriptiva, de lo que ocurrió durante el primer entrenamiento del Betis después de la debacle en el Sánchez Pizjuán. A pesar de sospechar el cuadro, Pepe Mel no le cerró las puertas a la afición, y ésta pudo descargar su frustración en unos futbolistas cabizbajos que, excepto Pereira, que se encaró con unos aficionados, aceptó las críticas ejercitándose en silencio. Por cierto que el gallego y Nelson abandonaron el entrenamiento por una puerta alternativa a la principal.

Nelson, Guillén y Stosic, por este orden, fueron el centro de las iras de la hinchada. Contra el futbolista caboverdiano apuntaron muchas de las críticas mientras el presidente y el director deportivo miraban la sesión desde el callejón cercano a los vestuarios, a decenas de metros de resguardo. No se libraron de ser increpados, eso sí. El primero por haber calificado de "traspié" la manita en Nervión nada más terminar el encuentro del domingo. El segundo, por su configuración de una plantilla que sigue calificando como "mejor" que la del año pasado.

Al director deportivo se le echó en cara la falta de un sustituto para Iriney, uno de esos hombres que ya no están. "Iri y yo somos muy diferentes", diría luego José Alberto Cañas, que dio la cara en el nombre de una plantilla que, con la excepción de Salva Sevilla, hasta ayer sólo se había justificado a través de Twitter. Marrón para uno de los capitanes, que además fue el elegido para abandonar el derbi antes de la media hora por exigencias tácticas. El gaditano se expresó casi entre lágrimas: "Ante todo tenemos que pedirle disculpas a la afición por el resultado y por el partido. Estamos ya pensando en el Madrid y esperamos que el sábado nos den el apoyo para que entre todos saquemos un resultado positivo. También hay que mirar que vamos sextos, tenemos 19 puntos por algo. ¿Que tiré el brazalete? Le tengo el mayor respeto al escudo del Betis. Si alguien se ha molestado también pido perdón. Yo estoy doblemente fastidiado por el cambio".

Presidente: insultos y disculpas

Lo pasó mal Miguel Guillén cuando varios aficionados le increparon a la salida del entrenamiento. Ahí debió el presidente de comprender que era hora de que alguien del Consejo pidiese disculpas por la goleada ante el eterno rival: "Hay que estar a las duras y a las maduras y asumir la responsabilidad, pedir disculpas a la afición por el desarrollo de un partido tan importante. Desde el utillero hasta el presidente trabajaremos para que no vuelva a ocurrir. Pretendemos trabajar para dar ilusión y no hemos sido capaces" dijo en los medios oficiales.