Liga de Campeones

liga de Campeones

campo fútbol
jugadores

Liga de Campeones | Manchester City - Real Madrid

Manchester City-Real Madrid: más estrellas que en el cielo

Jugarán Silva, Agüero y Tévez. Regresan Di María y Khedira. Ganar casi clasifica al Madrid para octavos, pero cualquier otro resultado girará entre lo esperanzador o lo preocupante.

Juanma Trueba
Manchester City-Real Madrid: más estrellas que en el cielo Ampliar
El Madrid a su llegada a Manchester | Jesús Aguilera

El partido de esta noche no sólo es de gran importancia para la suerte del grupo D; además, está cargado de significados y emociones. Cristiano juega en casa y así quiso demostrárselo ayer la ciudad que le acogió durante seis años, al menos la parte de la ciudad que se abriga con bufandas rojas. A su llegada al aeropuerto de Manchester, el crack portugués fue recibido con evidentes muestras de cariño, y de igual manera lo ha saludado la prensa inglesa, muy poco dada a los gestos afectuosos.

La cálida bienvenida a Cristiano coincide casi en el tiempo con unas recientes declaraciones del futbolista a la CNN, en las que confesaba su nostalgia del fútbol inglés y su añoranza de Ferguson. En el caso de que necesitara motivaciones extraordinarias (jamás las precisa), Cristiano no encontraría más estímulos que los que le ofrece el encuentro de hoy: Champions, Inglaterra, el campo de su máximo rival durante seis temporadas y la sonrisa de Ferguson a la vuelta de la esquina.

Para Mourinho no es muy diferente. Hoy se convertirá en el técnico más joven en cumplir cien partidos y lo hará en tierra amiga. El técnico del Real Madrid nunca ha ocultado su deseo de regresar a Inglaterra y ayer, en conferencia de prensa, volvió a hablar con reverencia del fútbol inglés y de la variada competencia que existe en la Premier, en comparación con España. Dentro de sus destinos futuribles, el City aparece como un candidato razonable, dada la enormidad de sus asignaturas pendientes y el ingente dinero del jeque Al Mansour, propietario desde 2008.

Tampoco se puede decir que Roberto Mancini esté dejando el listón muy alto a su sucesor, quien quiera que sea. Después de tres temporadas, y con recursos casi infinitos, ha levantado una Premier, una FA Cup y una Community Shield. En ese mismo tiempo ha fracasado penosamente en la Champions. El pasado año no pasó de la fase de grupos (fracasó igualmente en la Europa League) y en el presente necesitaría un milagro para clasificarse: ganar hoy al Madrid, vencer luego en Dortmund y esperar una carambola en el resto de partidos. Resulta asombroso que un técnico capaz de despilfarrar tanto talento haya sido nominado entre los mejores de la temporada.

Talento. El peligro, no obstante, permanece. El City exhibe una concentración de grandes futbolistas que debería ser capaz, algún día, de sobreponerse a su entrenador. La delantera que formarán hoy Agüero, Tévez y Silva podría competir con la mejor del mundo. Y esa, precisamente, será la que tenga enfrente hoy.

Para el Madrid, el principal riesgo es que la amenaza existe, pero no es clara. Ganar le clasifica virtualmente para octavos, pero cualquier otro resultado girará entre lo esperanzador o lo preocupante, en función de lo que haga el Dortmund en Amsterdam. Con peor balance en los choques directos, el primer puesto del grupo pasa por sumar dos puntos más que los alemanes en dos partidos.

Essien no viajó, vuelve Khedira, Di María entrará por Callejón y se espera que Benzema acuda a la cita con su colección de musas. Equipo de gala y noche de lujo. Hoy habrá cielos con menos estrellas.