Liga de Campeones

liga de Campeones

campo fútbol
jugadores

Liga de Campeones | SPARTAK-BARCELONA

El Barça provoca el mayor lleno del estadio Luznikhi en seis años

Se han despachado ya más de 70.000 entradas y no se agotarán porque las primeras filas no se pondrán a la venta. El partido no se disputará a bajo cero y tampoco lloverá ni nevará.

EFE

Moscú

El Barça provoca el mayor lleno del estadio Luznikhi en seis años Ampliar
Messi, durante el frio entrenamiento en el Luznikhi. | YURI KOCHETKOV

Más de 70.000 espectadores recibirán al Barcelona esta noche en el estadio olímpico Luzhnikí, donde se enfrentará al Spartak Moscú en la quinta jornada de la Liga de Campeones. "Se han vendido ya más de setenta mil entradas y se siguen vendiendo. No obstante, por motivos de seguridad, las primeras filas las dejaremos libres", informó un portavoz del Spartak Moscú.

En Moscú no se recuerda un lleno a rebosar desde el partido que enfrentó en octubre de 2007 a Rusia e Inglaterra en la fase de clasificación para la Eurocopa de Austria y Suiza, en la que los rusos ganaron por 2-1. Incluso el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones entre el CSKA Moscú y el Real Madrid (1-1) de febrero pasado no llegó a registrar un lleno absoluto.

Sin duda, el atractivo de ver en directo al argentino Leo Messi y a los campeones mundiales y europeos con España -Xavi o Iniesta- explica el enorme interés que ha despertado el partido. El Luzhnikí, antiguo estadio Lenin, tiene capacidad para unos 78.000 espectadores, pero en casos de partidos internacionales se reduce ligeramente su capacidad para evitar incidentes o invasiones del campo.

El fin de semana el partido de la liga rusa entre el Dinamo Moscú y el Zenit tuvo que ser suspendido después de que el portero del equipo moscovita, Antón Shunin, resultara lesionado debido al estallido de un petardo.

En cuanto a las temperaturas, los termómetros marcaban anoche un par de grados bajo cero, el indicador más bajo de todo el otoño en la capital rusa, que ha sido inusualmente cálido y lluvioso. En cambio, Moscú amaneció esta mañana con temperaturas por encima de cero y, según los pronósticos de los servicios meteorológicos, esa será la temperatura a la hora del encuentro, durante el que ni lloverá ni nevará.

Además, como pudieron comprobar los futbolistas barcelonistas en su entrenamiento de la tarde del lunes, el césped artificial del Luzhnikí se encuentra en buen estado. Este estadio acogió en mayo de 2008 la única final puramente inglesa de la historia de la Liga de Campeones entre el Manchester United de Cristiano Ronaldo y el Chelsea, con victoria del primero en la ruleta rusa de los penaltis.