Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Barcelona

Pep al vestuario: 'No perdonaré que no den su alma por el Barça'

'The Telegraph' publica un extracto del libro sobre el técnico escrito por el periodista de AS Guillem Balagué titulado 'Pep, otra forma de ganar'. Así fue su primera charla a la plantilla.

As.com

Madrid

“Sé tú mismo, sé tú mismo”, se repitió Josep Guardiola antes de dirigirse por primera vez a la plantilla del Barcelona, tras haber sido nombrado entrenador, en la habitación de un hotel de St. Andrews (Escocia), según relata el periodista de AS Guillem Balagué en su libro sobre el técnico titulado ‘Pep, otra forma de ganar’, de la que el diario británico ‘The Telegraph’ publica algunos extractos. El libro salió a la venta en Inglaterra el 15 de noviembre y pronto llegará a España

"Señores, buenos días. Ustedes pueden imaginar que es una gran motivación para mí estar aquí para entrenar a este equipo. Es el máximo honor. Por encima de todo, me encanta el club. Yo nunca tomaría una decisión que perjudique o vaya en contra del club. Todo lo que voy a hacer se basa en mi amor por el Barcelona. Necesitamos y queremos el orden y la disciplina”, comenzó el técnico.

"El equipo ha pasado por una época en que no todo el mundo era tan profesional como debería haber sido. Es hora de que todo el mundo corra y lo dé todo. He sido parte de este club desde hace muchos años y soy consciente de los errores que se han cometido en el pasado. Yo les defenderé hasta la muerte, pero también puedo decir que voy a ser muy exigente con todos ustedes”, continuó.

"No voy a criticarles si ustedes fallan un pase o un cabezazo que nos cuesta un gol, siempre y cuando sepa que están dando el 100 por ciento. Yo podría perdonar cualquier error, pero no voy a perdonar si ustedes no dan su corazón y su alma a Barcelona. Yo no estoy pidiendo resultados, sólo rendimiento. No voy a aceptar a las personas que especulan con el rendimiento ni a la gente que no lo está dando todo. Esto es el Barça, señores; esto es lo que se nos exige y esto es lo que voy a exigirles. Hay que darlo todo. Un jugador por sí mismo no es nadie, él necesita a sus compañeros y sus compañeros de él.”, dijo más adelante.

"Muchos de ustedes no me conocen, así que vamos a utilizar los próximos días para formar el grupo, para se, incluso, una familia. Si alguien tiene algún problema, siempre estoy disponible. Estamos aquí para ayudarnos unos a otros y asegúrese de que haya paz espiritual, para que los jugadores no sientan la tensión y no hay ninguna división. Somos uno. Nosotros no somos pequeños grupos, porque en todos los equipos esto es lo que acaba matando el espíritu de equipo”.

"Los jugadores que estáis en esta sala sois muy buenos, si no podemos llegar a ganar nada, será culpa nuestra. Vamos a permanecer juntos cuando los tiempos sean difíciles. Que nada se filtre a la prensa. No quiero a nadie que luche en una batalla por su cuenta. Vamos a estar unidos, tened fe en mí. Como exjugador, he estado en vuestros zapatos, yo sé lo que están pensando y lo que está sintiendo”.

El estilo del FC Barcelona

"El estilo viene determinado por la historia de este club y vamos a ser fieles a ella. Cuando tengamos el balón, no lo podemos perder. Cuando eso suceda, corre y recuperarlo. Eso es todo, básicamente".

Según cuenta Guillem Balagué, la charla consiguió el objetivo: motivar a los jugadores y unificar los futuros intereses del equipo. Xavi Hernández comentó a un compañero, tras salir de la habitación, que todo lo que el equipo necesitaba se había dicho en esa charla. Hubo más conversaciones y charlas, pero la de St Andrews sentó las bases de la nueva era en el FC Barcelona.

Las charlas tras St Andrews

"Yo fui jugador de fútbol y sé lo que digo. En cada charla, a partir de aquel en St Andrews, he puesto mi corazón. Cuando yo no lo siento, no hablo, es la mejor manera. Hay días en que piensas que tienes que decir algo, pero si no lo siento, es mejor guardar silencio”.

"A veces se les muestra imágenes de los rivales, peor a veces te das cuenta de que en la vida hay cosas más importantes que el fútbol y les hablas de otras cosas. Historias de superación, de dificultades, de los seres humanos que actúan de manera extraordinaria. Siempre hay que encontrar ese algo especial, decirles: "Chicos, hoy es importante..." por tal o cual razón, no tiene por qué ser táctico”.

Las reglas de Pep

En el libro de Balagué se cuentan las directrices que introdujo Guardiola en el día a día del equipo, por ejemplo insistió en el castellano y catalán como lenguas habituales dentro del grupo y diseñó un plano en la sala de comidas para fomentar la integración y evitar los subgrupos. Cambió las cosas para que los jugadores se sintieran como empleados de un club de fútbol y no como estrellas de Hollywood.

"La gente no se pase el día antes de ir a trabajar encerrados en un hotel. Si ellos no descansan, no están cuidando de sí mismos y eso significa que van a jugar peor y perderán sus puestos de trabajo. Minimizar las reuniones reduce los niveles de estrés durante todo el año. Yo juzgo a mis jugadores por su trabajo, no por su vida privada. No soy un policía”.