Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Sevilla-Betis | Liga BBVA

El derbi sevillano arrancó desde muy temprano para las aficiones

10.000 aficionados se dieron cita en el Pizjuán y otros tantos en el Villamarín para darle aliento a sus equipos antes del derbi sevillano que se disputará a partir de las 21:30.

Sevilla

El derbi sevillano arrancó desde muy temprano para las aficiones Ampliar
El Benito Villamarín estuvo repleto de béticos para apoyar a su equipos antes del derbi. | Antonio Pizarro

Guevara-Espina / Sevilla

Locura por el derbi sevillano, que comenzó ya esta mañana para los aficionados de Sevilla y Betis. Unos 10.000 aficionados en el Sánchez Pizjuán para el entrenamiento prepartido de su equipo y misma cifra en el Villamarín para animar a los suyos antes de partir hacia Nervión. El choque ya se vive a mil pulsaciones en la capital de Andalucía.

A las once en punto de la mañana se abrieron cuatro puertas en la zona de Preferencia para que unos 10.000 aficionados sevillistas siguieran el entrenamiento del primer equipo. Los seguidores, que ocuparon toda la zona central de Preferencia y parte de la grada alta, no dejaron de animar durante toda la sesión. Al frente de todo, con ropa informal -vaqueros y una camiseta del Sevilla-, en el mismo césped del Sánchez Pizjuán, el presidente José María del Nido. Gran respuesta de la hinchada a la convocatoria de la Federación de Peñas y al hashtag #sevillistasanervion que ha circulado durante toda la semana. La plantilla, antes de retirarse a vestuarios, se paseó por el césped aplaudiendo y agradeciendo a los aficionados su apoyo.

El Betis también abrió dos puertas del Villamarín para que entrara una decena de miles de seguidores, que vitoreó a su gente durante tres cuartos de hora, en especial al gran héroe del último derbi en terreno rival, el vasco Beñat Etxeberria. El hashtag #calzonasnegras, en referencia a la indumentaria que suele vestir el Betis en Nervión, ha hecho estragos y sido TT durante los últimos días en la red.