Internacional

Internacional

campo fútbol
jugadores

Internacional | AMISTOSO | COLOMBIA 1 - BRASIL 1

Colombia agua la fiesta del milésimo partido de Brasil

La selección de Colombia aguó hoy la fiesta del milésimo partido a la de Brasil en el encuentro amistoso de la fecha FIFA en la que ambos equipos dieron un gran espectáculo.

EFE

La selección de Colombia aguó hoy la fiesta del milésimo partido a la de Brasil tras el empate 1-1 registrado en el estadio MetLife de Nueva Jersey, en el encuentro amistoso de la fecha FIFA en la que ambos equipos dieron un gran espectáculo.

Brasil falló, a los 80 minutos, un penalti protestado al árbitro, el estadounidense Matt Geiger. Neymar mandó a las nubes el balón.

Colombia dio toda una lección de buen fútbol y la igualdad fue merecida.

El equipo colombiano fue el que abrió el marcador en el minuto 43 al culminar Juan Guillermo Cuadrado, el mejor hombre del partido, una gran jugada de James Rodríguez.

Brasil consiguió el empate en el 63 por medio de Neymar, que se aprovechó de la lentitud de Edwin Valencia y remató cruzado a media altura para batir al guardameta colombiano, David Ospina.

El empate no hizo que el equipo colombiano se viniese abajo en su juego. Siguió dominando el balón en el centro del campo, donde brilló Macnelly Torres que, junto a Cuadrado y Ospina, fueron los más destacados.

Colombia tenía todo en su juego: brillantez, inteligencia, control y peligro. Los pases de Rodríguez finalmente no pudieron encontrar a Radamel Falcao García, que luchó como siempre y que remató dos veces de cabeza en la segunda parte que llevaron peligro de gol.

De esta manera, Brasil acabó encerrado en su área y no pudo celebrar su partido número mil con un triunfo porque delante tuvo a una Colombia que lo imitó en su juego y lo hizo mejor.

Aunque las oportunidades más claras de gol en la primera parte fueron de Brasil, cuando al minuto 17 Kaká disparó pegado al poste derecho y el balón salió ligeramente desviado.

Más clara fue la que tuvo Neymar a los 23 al rematar de cabeza sólo en el área pequeña y la respuesta la dio Ospina, que se quedó quieto esperando la reacción del delantero brasileño y le rechazó de forma brillante el balón cuando ya se cantaba el gol.

Sería de nuevo Kaká, a los 31 minutos, el que rematase potente desde fuera del área y el balón se estrelló en el travesaño de la portería defendida por Ospina.

Luego llegaría la genialidad del gol de Colombia y la confirmación de que su condición de invicto en los últimos partidos no es casualidad, sino que el equipo que dirige el argentino José Pekerman está con un nivel de juego brillante, competitivo, ganador y con una gran disciplina táctica.

Brasil intentó siempre hacer su mejor fútbol, pero la defensa de Colombia estuvo segura.

Mientras que en el centro del campo Torres dio toda una lección de buen fútbol, con clase, inteligencia, marcando los tiempos, Rodríguez puso la técnica y el toque preciso y Cuadrado fue el colombiano disfrazado de brasileño al completar un partido excepcional, quitándole todo el protagonismo a la gran figura de Brasil, Neymar, que además falló el penalti.

Brasil superó su primera prueba después del fracaso de los Juegos Olímpicos, y el entrenador Mano Menezes, que salió con el clásico 4-3-3, tiene todavía mucho trabajo que realizar en busca de la continuidad y definición del equipo titular que presentará para la Copa Confederaciones, de la que serán anfitriones como del Mundial del 2014.

La Canarinha dejó atrás el amargo recuerdo de su último partido en el estadio MetLife de Nueva Jersey, en el que Argentina le ganó por 4-3, pero no pudo celebrar su partido 1.000 con un triunfo.

Mientras que Colombia elevó aun más toda la ilusión justificada que tiene de volver a un Mundial, algo que no consiguen desde el de Francia 98.