Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | REAL MADRID

Cristiano Ronaldo apenas abre el ojo y tiene visión limitada

“Me estoy sintiendo mejor y espero volver al cien por cien”, dijo el portugués, que todavía no puede abrir por completo su ojo izquierdo.

Manu Sainz
Cristiano Ronaldo apenas abre el ojo y tiene visión limitada Ampliar
El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo, en cuyo rostro puede apreciarse el fuerte golpe que recibió en la ceja tras un choque con el jugador David Navarro durante el partido de liga disputado anoche contra el Levante, llega al hotel en el que se concentra la selección lusa, en Lisboa, Portugal. |

Cristiano sigue sin poder abrir totalmente el ojo izquierdo. El portugués, que todavía se encuentra dentro del periodo de 72 horas críticas marcadas por Henrique Jones, jefe de los servicios médicos de la Federación Portuguesa, aún tiene limitada la visión. Está previsto que se reincorpore hoy o mañana al trabajo con el resto de compañeros, pero dependerá de cómo evolucione. No obstante, confía en jugar el sábado ante el Athletic. “Gracias por los mensajes recibidos en los últimos días. Me estoy sintiendo mejor y espero volver al cien por cien”, escribió el crack en Twitter. Cristiano medita, una vez cicatrizada la herida, someterse a una pequeña cirugía estética para quitar las secuelas de la herida.

El encuentro ante el Levante supuso la sexta ocasión desde que llegó al Madrid en la que el delantero tiene que abandonar, por culpa de la dureza de los rivales, el terreno de juego antes de tiempo o terminó el partido con problemas físicos. Pese a estar tocado, ha aguantado sobre el campo cuatro de esas seis veces.

Sólo en dos no pudo seguir. La primera fue en la temporada que llegó al Madrid. El 30 de septiembre de 2009, Cristiano sufrió en el 68’ una dura entrada de Diawara, del Marsella, en el tobillo y acto seguido tuvo que ser sustituido. El portugués sufrió “un edema óseo en el maleolo tibial interno” y estuvo dos meses KO. La segunda fue el sábado: se quedó en el vestuario al descanso con un “traumatismo craneofacial”.