Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Granada

Iriney se convierte ya en el nuevo jefe del Granada

Pocos meses ha necesitado Iriney Santos para convertirse en el jefe del Granada dentro del campo. Por la posición que ocupa, los minutos que juega y los galones que luce.

Enrique Árbol

Iriney se convierte ya en el nuevo jefe del Granada Ampliar
DECISIVO. Iriney aguanta el balón ante la presión de su ex compañero Jorge Molina. |

Pocos meses ha necesitado Iriney Santos para convertirse en el jefe del Granada dentro del campo. Por la posición que ocupa, los minutos que juega y los galones que luce, se puede concluir que el brasileño es el fichaje de esta temporada que más rápido ha cuajado en Los Cármenes. El pasado viernes, en su esperado regreso al Benito Villamarín, Iriney realizó un encuentro muy completo, siempre bien colocado, achicando espacios permanentemente y jugando la pelota sin complicaciones.

También demostró el centrocampista rojiblanco que es un futbolista que está pendiente de todas las facetas del juego, cuando se dirigió a los defensores Angulo, Borja y Diakhaté para apercibirles de que los tres tenían tarjeta amarilla y aún no se había cumplido la primera media hora. Además, se entendió a la perfección con su compañero Mikel Rico, otro jugador del Granada que se lució ante el Betis con un gol decisivo incluido.

Presión.

Iriney habla permanentemente dentro del campo, se muestra concentrado y no parece que sus 31 años estén mermando su condición física. Eso sí, el equipo de Juan Antonio Anquela ha tardado en entender que el brasileño se basta sólo como pivote defensivo y era obligatorio que Mikel Rico diera un paso adelante. Este cambio fue para bien ante el Betis. Y es que en Heliópolis, el Granada fue mutando hacia un dibujo táctico diferente, con Iriney por delante de la defensa y la pareja Brahimi-Rico por delante alternando apoyos y rupturas. Un triunfo que ha vuelto a dar mucha moral.

"Tenemos que ir con humildad y paso a paso, la moral no está por las nubes"

Después de pasar en España por varios equipos, entre ellos el Rayo Vallecano, el Celta, Almería y Real Betis, el futbolista brasileño se comprometió el pasado verano con el Granada por tres temporadas tras acabar su contrato con la entidad hispalense. Si por algo se caracteriza Iriney fuera del campo es por su coherencia y tranquilidad, ni dramatizó en la derrota ni magnifica ahora tras ganar fuera de casa: "Tenemos que ir con humildad y paso a paso, la moral no está por las nubes por haber ganado un partido". Un jefe para el Granada que sirve de ayuda dentro y fuera de los terrenos de un juego para un equipo que le necesita.