Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | RAYO 3 - CELTA 2

Leo lidera una épica remontada del Rayo ante el Celta

Dos tantos de Aspas pusieron el 0-2 en la primera mitad. La expulsión de Cabral al borde del descanso marcó el partido. Leo, Tito y Piti hicieron los goles del Rayo.

EFE

Leo lidera una épica remontada del Rayo ante el Celta Ampliar
El delantero del Rayo Vallecano Leonardo Carrilho Baptistao celebra el gol marcado ante el Celta de Vigo, el primero del club, durante el partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga de Primera División disputado en el estadio municipal de Vallecas. EFE/Sergio Barrenechea | Sergio Barrenechea

El Rayo Vallecano se alzó con la victoria ante el Celta de Vigo (3-2), después de una épica remontada en la segunda mitad con tantos del brasileño Leo, Tito y Piti, que contrarrestaron el doblete de Iago Aspas para el conjunto vigués, que jugó cincuenta minutos con un hombre menos por expulsión del argentino Cabral.

Rayo y Celta se citaron en el Estadio de Vallecas con el telón de la permanencia de fondo después de un prometedor inicio de temporada para ambos. La primera ocasión del encuentro llegó a los cinco minutos para los visitantes, quiénes por medio de Iago Aspas, que ganó en carrera en un balón largo a Mikel Labaka se plantó solo delante de David Cobeño y su remate lo sacó éste a córner.

Esa acción fue el preludio de lo que vendría a continuación, en el minuto 12, con un balón a la espalda de la defensa que volvió a recoger Iago Aspas, que se internó en el área y con la pierna izquierda cruzó el balón a las mallas ante Cobeño.

Al Rayo se le notó muy incómodo sobre el césped, principalmente por la intensidad y la presión que el Celta ejerció sobre los franjirrojos en los primeros minutos. El primer disparo a puerta de los locales llegó a los 18 minutos, con un lanzamiento desde fuera del área de José Manuel Casado que Javi Varas atrapó sin problemas.

Los mejores minutos de juego del equipo local llegaron a partir de esa jugada. Guiados por la velocidad del brasileño Leo Baptistao, que se mostró como el jugador más incisivo del Rayo, los locales pudieron marcar con un disparo del lateral derecho Tito que se marchó al lateral de la red, y con un remate de José Carlos dentro del área pequeña que atrapó en línea de gol Javi Varas.

Sin embargo, pese al dominio que estaba ejerciendo el Rayo sobre el Celta en esos compases, el conjunto visitante amplió su ventaja con otro tanto de Iago Aspas, que volvió a ganar la partida a los centrales del Rayo tras un pase con el exterior de Krohn-Deli y su remate se coló por debajo de las piernas de Cobeño.

A los 39 minutos, el Celta se quedó con un jugador menos por la expulsión del defensa argentino Gustavo Cabral tras tocar el balón con la mano y ver la segunda amarilla. Esa pérdida obligó a recomponerse al equipo dirigido por Paco Herrera, quién retiró del césped a Alex López para dar entrada al mediocentro Cristian Bustos.

Tras la reanudación, el Rayo, que debía intentar la remontada, salió con mucho ímpetu, pero realizó numerosas imprecisiones en la circulación del balón, principalmente en línea atacante de tres cuartos, lo que permitió varios jugadas a la contra del conjunto vigués aprovechando la velocidad y el desborde de Aspas.

El brasileño Leo Baptistao fue el encargado de anotar el primer tanto del Rayo, que llegó a los 60 minutos tras un centro medido de Casado desde la banda izquierda que el delantero cabeceó ajustado al palo.

Tras el gol, el técnico local, Paco Jémez, decidió ir a por todas y retiró a uno de sus centrales, Mikel Labaka, para sacar a un delantero centro, el delantero montenegrino Andrija Delibasic. La apuesta le salió bien al Rayo, que a los 71 minutos logró la igualada con un remate de cabeza de Tito, a centro del argentino ''Chori'' Domínguez.

La remontada completa para el Rayo llegó a falta de nueve minutos para el final, cuando Leo recibe un balón en la banda izquierda, sortea a su defensor, saca un centro al área y Túñez comete penalti con un agarrón sobre Delibasic. La pena máxima la transformó Piti.

En los últimos minutos las tornas se cambiaron y fue el Celta el que buscó compulsivamente la meta rival, pero sus intentos a la desesperada apenas causaron peligro, salvo una acción individual de Roberto Lago.