Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Zaragoza | Movilla

"El equipo se asemeja al de mi primera etapa, hay hambre"

Asegura que el puesto en la alineación ha de ganárselo cada domingo y aplica la misma filosofía al equipo: pese a que la mejoría parece evidente, hay que evolucionar más.

Juan P. Montaner

¿Cómo se encuentra?

Bien, feliz por el transcurrir de esta jornadas, salvo por el 4-0 ante el Madrid.

Llegó tarde, sin la rutina veraniega que siguen los equipos y en apenas mes y medio no hay quien le baje del once.

Eso muestra que cada semana tiene que salir bien para que el entrenador vuelva a contar contigo.

Todos se marcan el objetivo de la titularidad pero en su caso, ¿imaginaba que el proceso fuera tan rápido?

Cualquier jugador se lo tiene que imaginar así. Se tiene que ver en el once...

Pero sus circunstancias fueron diferentes...

Yo sí pensaba en poder alcanzar el once, porque si no lo piensas no puedes hacerte con un puesto. Vienes a aportar a un equipo pero a ser competencia de cualquiera que juegue. Eso beneficia al grupo; creo que si estamos tan enganchados es por la competencia que hay en todos los puestos.

Movilla llegó por sorpresa fuera de plazo y para un puesto en el que ya había unas cuantas piezas. ¿Cómo lo vio?

Sólo puedo apuntar que la competencia es buena, el resto de valoraciones que tengan que ver con fichar a Movilla debe hacerlas el entrenador. Yo intento aportar el máximo y lucho por estar en el once en cada partido.

Juegue quien juegue, el medio es la línea que parece sostener al Zaragoza en muchos momentos.

La base de un equipo es su columna vertebral: un portero, un central, un mediocentro y un delantero. De ahí parten todos los equipos porque esas cuatro piezas han de ser clave. En todas nuestras líneas hay experiencia y competencia. Somos un equipo que crece en cada jornada y que en adelante seguirá yendo a más.

Cuando se le pregunta a Jiménez por la mejora defensiva, siempre empieza hablando del mediocentro, ¿alguna culpa tendrán, no?

Es que eso siempre se dice cuando el equipo encaja goles o mejora defensivamente. Todo ese proceso parte del delantero centro, aunque siempre se mire más a la defensa. Es como la creatividad del juego, que parte del portero cuando la juega con el pie o de la misma defensa.

¿A quién considera mejor acompañante en el medio?

Evidentemente no me voy a mojar, porque me encuentro bien en el terreno de juego con cualquiera de mis compañeros, de verdad. Son muy buenos jugadores y todos tenemos cualidades diferenciadas con las que debe jugar el entrenador en función del partido.

Esas opciones permiten diversas variantes tácticas, que es algo que el Zaragoza echó de menos estos años atrás.

Ese es un valor que ha logrado el entrenador. Busca alternativas según pasan las jornadas para colocar a cada uno en donde mejor le pueda venir al equipo. Es el caso de Zuculini en la banda derecha, por ejemplo. Hay una rotación de alternativas que creo que es beneficiosa para el equipo.

¿Tiene la sensación de que otros equipos respetan más que antes al Zaragoza?

El respeto se lo tiene que ganar el Zaragoza cada jornada. Ahora no estamos en una posición muy holgada en cuanto a puntos como para que los demás equipos nos respeten. Si en las primeras jornadas hubiéramos sumado algún punto más, quizá nos tuvieran un cierto temor.

¿Han superado el palo del Santiago Bernabéu?

Fue un partido raro. En el primer gol hay una falta en el primer remate del saque de esquina. Luego el gol de Postiga... Hay situaciones en las que los árbitros no nos están favoreciendo del todo. Con un 2-1 en el marcador, si no nos hubieran quitado ese gol y llevando el Zaragoza el peso del partido, el Madrid lo hubiera pasado mal. De todas formas, nuestra realidad no pasa por ese partido. Allí te dan más espacio de la cuenta, cosa que el Deportivo no nos concederá en el partido del sábado.

¿Qué grado de importancia tiene ganar al Deportivo?

Es vital, pero como para mí lo es el ganar todos los partidos que juegas en La Romareda. Eso sí, no porque pierda el Deportivo en nuestro campo será firme candidato al descenso, como tampoco lo seremos nosotros si perdemos. Pienso que los equipos se ven en las últimas ocho jornadas. Por el momento, tenemos que conseguir ser mejor equipo de lo hemos sido hasta ahora. Aún no hicimos nada.

Entienda el optimismo que tenemos con este Zaragoza tras sus últimas campañas.

Lo que veo en mi vuelta es la ilusión y las ganas de toda la gente por sumar. La afición desea un buen equipo y un buen fútbol, ¿por qué no va a ser ésta su temporada? Debemos ser conscientes de lo duros que fueron años anteriores y que somos un equipo joven que se está haciendo. No cabe duda de que el equipo no empezó en las mejores condiciones porque muchos de sus integrantes no hicieron una pretemporada. Otros incluso venían para el segundo equipo y han acabado siendo piezas fundamentales del primer equipo, como es el caso de José Mari y Víctor Rodríguez. Ahora mismo los fichajes se están acoplando al equipo y a la ciudad. Lo positivo es que todos venimos a sumar para que el Zaragoza esté donde merece.

¿Ha encontrado muy cambiado el club?

No. Hombre, mi adaptación ha sido rápida porque coincido con mucha gente que estuvo conmigo aquellos años y así todo es más fácil. El equipo primero ha de asentarse en lo deportivo y desde ahí ir sumando para ser un mejor bloque.

En su primera etapa, su llegada coincidió con el despegue del Zaragoza en un mal momento. ¿La historia se repite de nuevo?

Llegué en una etapa muy delicada del Zaragoza. Aquel equipo era un recién ascendido, con jugadores con hambre de triunfar, que es lo que cualquier equipo debe tener. Yo creo que este equipo se asemeja a ciertos jugadores que había entonces, gente joven y con ganas de despuntar y de aportar lo máximo.