Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | MALLORCA

Caparrós ante su primera crisis en Mallorca, tras cinco derrotas

El técnico ha admitido su decepción por las cinco derrotas seguidas, aunque también ha expresado su convencimiento de que "con lo que tiene", saldrá de ésta.

EFE

Caparrós ante su primera crisis en Mallorca, tras cinco derrotas Ampliar
PRETEMPORADA MALLORCA RUEDA DE PRENSA CAPARROS | MIQUEL BORRAS

La quinta derrota consecutiva del Mallorca en el campo de Riazor (1-0) ante del Deportivo de la Coruña ha desencadenado la primera crisis en el banquillo que dirige Joaquín Caparrós desde su llegada a la isla en octubre de 2011 para sustituir al danés Michael Laudrup.

El equipo balear suma once puntos tras diez jornadas, solo dos más que el Espanyol, que marca la frontera con el descenso y el domingo recibe en el Iberostar Estadio al líder, el Barcelona. El Mallorca ha perdido ante el Getafe (1-0), Granada (1-2), Sevilla (3-2), Real Madrid (0-5) y Deportivo de la Coruña (1-0).

Las derrotas sucesivas, una de ellas con goleada (0-5) del Madrid en Palma, han puesto en entredicho, por primera vez, los métodos de Caparrós, que hasta ahora conducía al equipo por un camino de rosas tras pelear la temporada pasada por un puesto en Europa hasta la última jornada.

Las decisiones del entrenador andaluz eran incuestionables y todas las piezas parecían encajar de nuevo este año con su condición de invicto en la quinta jornada, pero el 0-5 ante el Real Madrid abrió el camino a las primeras críticas por parte de los medios de comunicación locales.

Caparrós apostó por el veterano Josep Lluís Martí, de 37 años, y el jugador cedido por el Barcelona Andreu Fontás, en el centro del campo, y dejó en el banquillo a Tomás Pina y al francés Michael Pereira, titulares hasta entonces.

Martí no había jugado en toda la temporada y Fontás venía de permanecer varios meses de baja por una grave lesión. Ambos estaban faltos de minutos, pero Caparrós, infalible hasta entonces, confió en ellos para hacer frente al Madrid.

El resultado fue desolador: el equipo encajó cinco goles, dio una imagen pésima y cometió errores de bulto en el peor partido en su campo en muchas temporadas. Caparrós ha evitado referirse a las bajas por lesión de cinco jugadores titulares para justificar el mal momento de su equipo, pero las ausencias de Nunes, Antonio López, Javi Márquez, Joao Víctor y recientemente Ximo, empiezan a pesar, y mucho, en una plantilla escasa de efectivos.

El técnico ha admitido su decepción por las cinco derrotas seguidas, aunque también ha expresado su convencimiento de que "con lo que tiene", saldrá de ésta. En ese objetivo desempeña un papel muy importante el mexicano Giovani Dos Santos, titular en los tres últimos partidos tras dos meses y media de baja por una lesión con la selección de México en los Juegos Olímpicos de Londres.

En su debut en Sevilla, Dos Santos dio las asistencias a los dos goles de su equipo marcados por Pedro Bigas y Tomer Hemed, pero ante el Madrid, donde se esperaba mucho de él, estuvo confundido, empeñado en intentar superar con acciones poco efectivas a sus marcadores, con "túneles" y regates imposibles.

Ante el Deportivo de la Coruña tampoco fue el jugador determinante que todos esperan, y la impresión que da es que no acaba de asimilar del todo las tareas que se le encomiendan, ya sea como extremo u enganche con el israelí Hemed.

El Mallorca puede pasar en once jornadas de encabezar los primeros puestos a formar parte de los equipos situados en la zona peligrosa de la tabla, si pierde el domingo con el Barça y gana el Espanyol.

Será, entonces, una prueba de fuego para Caparrós, un técnico acostumbrado a superar exámenes complicados en su vasta trayectoria en los banquillos, pero que hasta ahora solo conocía el lado amable de la profesión en su etapa mallorquinista.