Actualizado

Actualizado a las

Liga BBVA

liga bbva

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Madrid

Higuaín y Karim Benzema brillan en su lucha por el 'nueve'

El Madrid nunca tuvo en su historia dos goleadores tan contrastados compartiendo un puesto. Mourinho ha conseguido tenerlos a los dos enchufados con su alternancia.

Marco Ruiz

Entre los méritos de Mourinho, más allá de su capacidad para entrar y salir (sin mojarse) de los más variados charcos, se encuentra el mantener activados y en dura pugna a dos delanteros de primer orden mundial. Higuaín y Benzema alternan el puesto como sucedió la pasada campaña. Y la fórmula funciona. Los dos goles del francés al Alcoyano le colocan con cinco en el ejercicio por los siete de Higuaín (12 entre los dos), que ha disputado un partido más como titular y que mejora tímidamente el promedio de su competidor (pueden ver todos los datos en el gráfico).

Higuaín y Benzema cara a cara un año más. "No hay ningún grande de Europa que no tenga dos nueves de primer nivel", intentaba convencer Mourinho al Pipita para que no abandonase el club el pasado verano. Tal es la igualdad entre ambos que sólo pequeños detalles hacen que el técnico (que intenta mantener la alternancia sistemáticamente) se decante por uno u otro. Un ejemplo: las cuatro claras ocasiones falladas ante el Barça en la vuelta de la Supercopa marcaron al Pipita. Poco después, Benzema resurgía con el gol que daba una victoria épica ante el City tras la remontada... Pero ninguno bajó los brazos y han firmado sendos dobletes ante Mallorca y Alcoyano (donde el francés demostró una gran actitud en un campo difícil). Incluso parecen querer desterrar prejuicios, como que Karim es más combinativo (las dos asistencias de Higuaín a Cristiano en Mallorca) o que Benzema no es torazo en rodeo ajeno (¡fue titular seis veces fuera e hizo cuatro goles, y sólo una en casa: un tanto!). Aun así, Benzema lleva seis asistencias por las dos de Higuaín.

Historia. Esta alternancia es inédita en la historia del Madrid. Hasta la década de los 50 (incluyéndola), porque se jugaba con cinco delanteros (Puskas y Di Stéfano se repartían los goles), en los 60 porque el Madrid jugaba sin nueve puro (Grosso) y en los 70 porque irrumpió Santillana y nadie le tosió hasta que llegó El Buitre (y Hugo con él). Después, grandes nombres (Zamorano, Suker, Morientes, Ronaldo, Van Nistelrooy...) y sus suplentes. El Madrid sale beneficiado de la lucha entre Karim y el Pipa: son el complemento perfecto para Cristiano (que este año lleva 18).