Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

Copa del Rey | Cacereño 3 - Málaga 4

Con oficio y Santa Cruz

El Málaga derrotó esta noche por la mínima al CP Cacereño, de Segunda División B, por 3-4 en la ida de dieciseisavos de la Copa. Santa Cruz fue decisivo.

Carlos Cariño
Con oficio y Santa Cruz Ampliar
LETAL. Santa Cruz celebró con alegría su doblete de anoche ante el Cacereño. |

Con oficio y pegada, el Málaga sentenció prácticamente la eliminatoria ante un Cacereño sin nada que perder, digno, valiente, irreductible y que en sus momentos más bajos supo levantarse y apretar. Puede presumir de haber hecho tres goles al menos goleado de la Liga BBVA (sólo ha recibido cinco). Eso no lo hacen todos.

El Málaga salió autoritario y seguro de sí mismo, conteniendo el entusiasmo y empuje de un Cacereño deseoso de ser épico protagonista en la grandeza literaria que los más modestos aportan al torneo del KO. Golpeó con fiereza con madrugadora precisión. Era el minuto cuatro cuando una falta sacada por Duda fue limpiamente cabeceada de cabeza por el gigantesco estadounidense, con pasaporte belga, Onyewu, haciendo estéril la cadenciosa pero ineficaz estirada de Vargas.

De esta guisa, el Málaga hacía más llevadera su adaptación al pésimo césped del Príncipe Felipe, irregular y enemigo declarado de los artistas. Con el terreno estudiado, Seba arrancó en riguroso eslalon sorteando, uno tras otro, adversarios que le entraron con blanca palidez y baches. Puso el balón en el área, Vargas se durmió y Roque Santa Cruz incrustó el balón en el fondo del portal extremeño. La brecha derramaba sangre.

Mas el Cacereño hizo ademán de suturar la herida y en una jugada de mucha calidad protagonizada por Jaraiz, que se coló por el centro, cogió frío a Kameni y le hizo un bello gol superado en belleza por el que firmó en el minuto 42 Chapi, muy motivado (fue de los que expresó su decepción por el emparejamiento con el Málaga en lugar de con Real Madrid o Barça). El extremo se fue con arte de Jurado y sorprendió a Kameni con un precioso latigazo lateral que volvió a sorprender al camerunés. El Príncipe Felipe enloqueció por la hazaña de sus valientes guerreros de verde. Así es la Copa. En seis minutos el Cacereño aprovechó una absurda siesta de su ilustre visitante. No sólo no se acobardó, sino que se subió a la chepa del equipo de moda.

Cuando crecen las dificultades, turno para el oficio. El que destapó Seba para buscar el penalti y del que adoleció Vargas para caer en la trampa. Once metros y expulsión. Duda lo ejecutó con maestría y el Málaga retomó las riendas del evento.

El Cacereño siguió indomable. Decía su presidente, Antonio Martínez: "Ellos tienen a Joaquín y nosotros a Chapi". Este jugador tiene desparpajo y talento para jugar en superior categoría. Pero sus diabluras de poco sirvieron. Una genialidad de Seba, que hizo un partido sobresaliente, habilitó a Santa Cruz para anotar su segundo gol de la noche. Un fallo de Kameni dio a Esteve el 3-4 final. Digno final de un buen Cacereño.