Actualizado

Actualizado a las

Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

Copa del Rey | Las Palmas 1 - Rayo 0

El Rayo Vallecano tira de orgullo y sale vivo de Gran Canaria

Mantuvo el tipo con uno menos durante 85 minutos. A pesar de la expulsión de Dani en el minuto 5, Paco siguió confiando en su estilo y mantiene sus opciones de clasificación.

Pablo Checa

El Rayo Vallecano tira de orgullo y sale vivo de Gran Canaria Ampliar
Pérez Montero expulsa a Dani al tocar el meta del Rayo el balón con la mano fuera del área. | carlos díaz-recio

En un bravo ejercicio de supervivencia, el Rayo Vallecano fue capaz anoche en Gran Canaria de llegar vivo al partido de vuelta de su eliminatoria copera contra Las Palmas. Los futbolistas de Paco Jémez jugaron 85 minutos con un futbolista menos tras la incomprensible expulsión de Dani, y aún así se hicieron acreedores al empate. Mientras, Las Palmas pareció conformarse con el famélico 1-0 cuando lo tenía todo para dejar sentenciada su clasificación.

Expulsión. En medio del abuso de balones largos en que se había convertido el inicio del envite, Dani no pudo calcular peor una salida que le llevó a tocar el balón con la mano fuera del área. Esta expulsión, cuando apenas se habían jugado siete minutos, reventó los planes de Paco Jémez y dio lustre a los de Sergio Lobera. Las Palmas tomó la iniciativa, y poco después Chrisantus desperdició un mano a mano ante Cobeño, muy seguro todo el partido.

Es Paco un entrenador de ideas fijas, y estas le llevaron a seguir ordenando a su equipo que tocara la pelota con gusto pese a estar inferioridad.

De tacto con el cuero anda sobrada Las Palmas, y por eso una deliciosa triangulación entre Chrisantus, Nauzet y Thievy acabó en el gol de este último.

Eran los mejores momentos amarillos, pero pronto se diluyeron, ni que fueran granos de azúcar en café. El Rayo se limitaba a esperar su oportunidad, y un latigazo de Adrián solo fue separado del gol por el larguero de un atónito Barbosa.

La batalla psicológica pertenecía al Rayo, que llegó al descanso con ese 1-0 y dando la sensación de que en cualquier momento podía dar el golpe.

Tras el descanso no lo hizo por falta de actitud sino por precaución, pues el 1-0 era perfecto para sus intereses. Y Lass remató alto de cabeza con todo a favor ante el conformismo de Las Palmas, que dejó con vida a un Rayo que desplegó un tremendo ejercicio de supervivencia y que se mantiene con todas las opciones para voltear el marcador en el partido de vuelta.