Copa del Rey

Copa del Rey

campo fútbol
jugadores

Copa del Rey | ZARAGOZA 1 - GRANADA 0

Zaragoza y Granada decidirán la eliminatoria en Los Cármenes

Victoria mínima de los locales en un partido de bostezo de principio a fin y en el que sólo un chispazo de calidad de Aranda dio el triunfo a los maños.

EFE

Zaragoza y Granada decidirán la eliminatoria en Los Cármenes Ampliar
Zaragoza 1 - Granada 0 | Alfonso Reyes

El Real Zaragoza y el Granada C.F. dejaron la resolución de la eliminatoria copera que les enfrenta para el encuentro de vuelta que se jugará en Los Cármenes, tras la victoria mínima del conjunto local en un partido de bostezo de principio a fin y en el que sólo un chispazo de calidad de Carlos Aranda permitió al conjunto maño tomar ventaja en el marcador.

Ninguno de los dos contendientes pareció poner toda la carne en el asador pensando en que todavía quedan noventa minutos por disputarse, y eso que ambos conjuntos presentaban equipos titulares con varios hombres no habituales y que parecía que debían ser los que arrastraran con sus ganas a sus compañeros.

La primera mitad fue soporífera, con ambos conjuntos más preocupados de no descomponer su dibujo táctico sobre el césped y de no encajar algún gol que de marcarlo. En este periodo no hubo ni un solo remate de ninguno de los contendientes entre los tres palos por lo que los guardametas fueron meros espectadores.

Al juego le faltaba una velocidad y precisión y sin estas virtudes es difícil superar a un rival. Ni siquiera el hecho de que el Granada, en el tramo medio del primer tiempo, perdió varios balones comprometidos fue motivo de apuro porque el conjunto maño no estuvo fino a la hora de hilar el pase definitivo en las inmediaciones del área andaluza.

Tras el descanso las cosas no variaron sustancialmente porque nadie aceleró el juego, ni hubo claridad de ideas para dar un pase con garantías de gol y ni los cambios le dieron mayor vivacidad al juego.

De esta manera los sistemas defensivos vivieron un plácido encuentro ya que en ninguna fase del encuentro se vieron apurados por las acciones ofensivas del oponente hasta que un pase de Christian Romaric lo paró con el pecho Aranda y sin dejarla botar empalmó a la red abriendo el marcador y sacando de su tedio al poco público que se dio cita en el estadio zaragozano.