Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Atlético de Madrid 3 - Osasuna 1

El Atleti y Falcao no bajan el ritmo

Duodécimo triunfo seguido del colíder. Gran Cebolla. Miranda y Raúl García pusieron el 2-0. Osasuna acortó vía Lamah. El décimo gol del Tigre sentenció.

El Atleti y Falcao no bajan el ritmo Ampliar
NO LO CELEBRÓ. Juanfran, Gabi y Falcao abrazan a Raúl García tras conseguir éste el segundo gol colchonero. El navarro no celebró el tanto ante su ex equipo.

El Atlético empezó la temporada con Koke, Arda y Adrián formando la línea de tres titular por detrás de Falcao. Ayer los tres observaron desde el banquillo cómo eran Raúl García, Emre y Cebolla los que respaldaban al portento colombiano. Pero el resultado fue el mismo para este Atleti de Simeone donde todos se sienten importantes y responden: ganó sin alardes ni apuros, sin sufrir ni avasalllar, por simple superioridad y eficiencia. Porque era mejor y punto. Otra victoria más y van ya doce seguidas. Palabras mayores. Ser colíder invicto tras nueve jornadas descarta cualquier tipo de casualidad. Es posible que acabe cayendo, pero para derribarle tendrán que sudar. Sangre, probablemente.

Osasuna mostró el colista que lleva dentro. Ni siquiera peleó la posesión a un rival que no suele resistirse a perderla. El problema para el Atleti fue que, sin Arda, le falta imaginación. Mario y Gabi recuperaban y distribuían con criterio, pero Emre no era capaz de aportar la creatividad de su añorado compatriota. Así que, visto que por el centro no había nada que hacer, el Atleti decidió girar a la izquierda. Mejor dicho, le obligó Cebolla.

El uruguayo, que llegó gratis, está resultando el chollo de la temporada. Es una compacta bola de demolición. Él se marca un punto de destino y arranca hacia allí con el convencimiento absoluto de que va a llegar. Sea por velocidad, por habilidad o por puro deseo: si hay que pasar por encima de un rival, se pasa. Aliado con el cada vez más inspirado Filipe Luis, convirtieron la banda izquierda en un supermercado de ocasiones.

A los 3 minutos, Cebolla roba y Arribas despeja con apuros su pase de la muerte. A los 6', Raúl García remata a bocajarro un centro de Filipe y Andrés saca una mano prodigiosa. A los 12' el exosasunista se tropieza solo cuando se iba hacia al portero tras recibir otro pase desde aquella banda. A los 17', Cebollazo y buena parada de Andrés. A los 23', Cebollazo y buena parada de Andrés (no, no veo doble). Y a los 31', Cebolla desborda a Lamah, que le derriba rumbo a la línea de fondo.

Craso error, porque las faltas al uruguayo son pólvora para el Atleti. De una marcó Falcao ante la Real; de otra, Emre frente a la Académica, y de la de ayer, Miranda al cabecear un preciso centro de Gabi. La eficiencia del Atleti a balón parado es estilo Doblete en estado puro. Y de inmediato, otro mal despeje de Arribas le regaló el segundo a Raúl García: 2-0 y sin noticias de Falcao. Crecen los recursos. Justo antes del descanso, Lamah aprovechó la única concesión de la sólida defensa rojiblanca (Godín y Miranda son pilares silenciosos de esta racha) para dar esperanzas a Osasuna. Pero fueron falsas. La segunda parte fue una leve llovizna de ocasiones esperando el gol de Falcao. Que llegó, por supuesto.

El colombiano se sumó a la lista de víctimas del desconcertante reglamento de Mateu, ese que no considera ni siquiera falta que el último defensa te derribe (lo hizo Lolo cuando el Tigre se iba solo); pero tras avisar con un taconazo al aire, fusiló al portero a centro de Juanfran. Oier aún no sabe por dónde le superó para llegar al remate. Décimo gol de Falcao en Liga. Como todo en este Atleti, de matrícula.

Estadísticas AS.com