Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Rayo Vallecano 0 - Barcelona 5

La 'Mano de Vilanova'

El Rayo sale a dar la cara y se la parten. El Barça golea sin cinco titulares y se va a dormir dejando al Madrid a 11 puntos. Cesc y Messi siguen en racha.

La 'Mano de Vilanova' Ampliar
CELEBRACIÓN DE LA MASIA. Montoya, Pedro y Xavi felicitan a Messi tras conseguir el segundo gol culé.

El Barça de Vilanova ha puesto la directa y quien pueda, que le siga. La manita de goles con la que liquidó a un Rayo temerario pero elogiable viene a demostrar muchas cosas. La primera de ellas que este equipo blaugrana sigue creciendo en base a la aportación de jugadores que se echaron de menos en la pasada campaña (Villa, Cesc, Pedro y Montoya en lugar de Alves); que cada día juega mejor y que meter cinco en campo contrario por segunda semana consecutiva en la Liga está al alcance de muy pocos. Anoche, el Barça regresó a casa a 11 puntos del Madrid, recuperó ciertos mecanismos del primigenio Barça de Pep (la presión arriba, por ejemplo) y corrigió errores de hace siete días. Y todo ello sin contar con Abidal, Piqué, Mascherano Puyol e Iniesta. Qué les echen un galgo.

Si algo en Vilanova era cuestionable respecto a Guardiola, era su capacidad de motivación. Para los que seguían al Barça de hace años, Vilanova era prístino en cuanto inteligencia táctica, pero faltaba ver como se las componía para que su mensaje llegara al vestuario. Ayer fue una buena prueba de que está al nivel. Su mensaje en la previa en el que anunciaba que "Vallecas es la salida más complicada que hemos tenido hasta el momento" caló en los suyos. Si tienen dudas, consulten aquí al lado la ficha técnica del partido. Un 0-5 admite pocos debates. Le hicieron caso. De entrada, Tito logró que mediante su planteamiento todo el mundo saliera con las pilas cargadas. Lo fácil era repetir equipo, no inventar más, si es que eso era posible. Pues no, el técnico del Barça demostró que este equipo siempre tiene una vuelta más de tuerca.

Busquets. Cuando ya nadie contaba a Busquets como central, el de Badia regresó al eje de la defensa. Sergio, con el Barça no jugaba de central desde hace trece meses. Fue ante el Milán, cuando Pato le retrató en el minuto uno. Ayer, Vilanova compensó su falta de velocidad poniéndole como pareja un Adriano sorprendente de nuevo. El partido, se agitaba desde el propio Barça. El Rayo de Paco Jémez no le fue a la zaga. No faltarán oportunistas que acusen al entrenador local de ser poco menos que un loco suicida. Pero para morir, mejor morir con estilo. Y nadie le puede reprochar al Rayo su valentía. Acabaron acribillados, pero que nadie se olvide que durante los primeros 20 minutos del partido tuvieron al Barça más que asustado. No todo el mundo puede decir lo mismo.

El Barça sabía que el despliegue del Rayo tenía minuto de caducidad. Su presión arriesgada, su valentía al ir a buscar a la defensa en su campo era una apuesta digna de ser glosada por Tennyson, pero también era cierto, que un error iba a penalizar fatalmente su esfuerzo. Y el Barça, además de talento tiene a un fenómeno que corre más que nadie. Se llama Pedro. A piernas, no le gana nadie y ayer estuvo en el origen de la desactivación de la magnífica apuesta del Rayo. Honor a Paco y honor a Pedro, que como una dinamo activó a Villa, a Fàbregas y a Messi para que fueran, con paciencia, desarbolando la apuesta vallecana. La mano de Vilanova no sólo se escenificó en el marcador. Detrás de este equipo hay mucho trabajo.

Estadísticas AS.com