Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Madrid

Casillas no termina de alejar de sí la polémica

Las declaraciones de Casillas tras el partido de Dortmund referidas a las facilidades otorgadas por la defensa blanca, en especial en la banda defendida por Essien, y sus votos para la elección del mejor jugador y el mejor técnico del año le han colocado de nuevo en el ojo del huracán...

Luis Nieto

Casillas no termina de alejar de sí la polémica Ampliar
CUESTIONADO. Casillas, durante el encuentro del miércoles frente al Borussia Dortmund.

Con la derrota del Madrid rumiándose en el vuelo de vuelta de Dortmund, 'Onda Cero' aseguró que Casillas tenía previsto otorgar (aún no hay lista de candidatos), en su condición de capitán de la Selección, la máxima puntuación a técnico del año a Vicente del Bosque por delante de Mourinho, su entrenador en el Madrid, y Di Matteo, preparador del Chelsea, campeón de Europa. El entorno del jugador se puso en contacto con AS para negarlo. Llovía ya sobre mojado, porque horas antes, en su análisis de la derrota en Alemania, el guardameta había incurrido, en la zona de atención a la prensa, en el desliz de confesar la vulnerabilidad de la banda izquierda. Aquel carril que defendió deficientemente Essien, una apuesta controvertida de Mourinho, que se entregó a la experiencia del ghanés y dejó en la grada al único lateral izquierdo que había viajado a Dortmund, el canterano Nacho. La contrariedad de la temprana lesión de Khedira, reemplazado por Modric, centrocampista de menos quite, cuestionó aún más su decisión.

Casillas, que había limpiado su reputación frente al Celta ante el clamor del Bernabéu y que firmó tres intervenciones impecables en Alemania, se veía enredado en una nueva polémica. El meta puso especial cuidado en disimular el error de Pepe que le costó al Madrid el 1-0 ("No se le puede juzgar por una jugada; hizo un partido soberbio"), pero luego se le escapó: "Ellos han aprovechado nuestra banda izquierda y han hecho por ahí ocasiones". No quedó claro si era un lamento por las bajas de Marcelo y Coentrao o un reproche por la elección de su relevo.

Apenas dos días antes del partido de Champions había trascendido que el meta otorgaría cinco puntos a Sergio Ramos, tres a Cristiano Ronaldo y uno a Xavi en las votaciones para elegir el Balón de Oro de 2012. El meta excluía a Messi de sus preferencias, pero tampoco concedía toda la ventaja posible a Cristiano Ronaldo, aspirante real al galardón y cuya candidatura ha defendido con enorme entusiasmo Mourinho.

Lecturas. También quiso interpretarse como un mensaje al vestuario después del desafío que Ramos lanzó al técnico al lucir en la segunda parte del encuentro frente al Deportivo, bajo su camiseta, la de su compañero Özil, sustituido sorprendentemente minutos antes. Al día siguiente, el propio Ramos, campeón de Liga y de Europa con la Selección, le mostraba su agradecimiento a través de su cuenta de Twitter. El guardameta no confirmó ni desmintió que sus preferencias fuesen las publicadas, pero la fotografía subida por Ramos a la red social, en la que ambos ofrecían gestos de aprobación, era reveladora.

Hace apenas diez días, Casillas, criticado por un rendimiento irregular y por algunos goles encajados esta temporada (el primero del City y los dos del Camp Nou, especialmente), se confesaba acorralado por los rumores sobre él. En su cuenta de Facebook, que tiene más de ocho millones de seguidores, justificaba por qué no ha celebrado algunos goles este curso, confesaba su admiración por Cristiano y su respeto por Mourinho y rechazaba ser responsable de filtraciones sobre hechos ocurridos en el vestuario. Ese mismo día, en que se elevó a trending topic en Twitter, fue defendido con vehemencia por compañeros como Albiol o adversarios como Messi.

Estadísticas AS.com