Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Tema del día | Premio Príncipe de Asturias

Iker Casillas y Xavi, Príncipes de Oro

Del premio de ayer en Oviedo, a la lista del Balón de Oro el lunes.

Casillas y Xavi recibieron ayer el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, aunque pudieron haberle disputado el de la Concordia a la Federación Española de Bancos de Alimentos, en el que finalmente recayó, también con justicia. "Premiamos a estos dos grandes deportistas no sólo por sus éxitos profesionales, sino por su grandeza de espíritu. Por ser un modelo para los jóvenes tanto por su capacidad competitiva como por su actitud conciliadora. Por demostrar que la rivalidad se puede compartir con la amistad", resumió Don Felipe en su discurso. En la cabeza del Príncipe de Asturias, aficionado al fútbol y seguidor del Atlético, estaría como en la de todos la gallardía con la que tanto Iker Casillas como Xavi superaron la tormenta de clásicos, crisis que amenazó con romper la armonía de la Selección.

Ambos llegaron los últimos a Oviedo. Lo hicieron en sendos vuelos privados tras completar los entrenamientos con sus equipos, el Real Madrid y el Barcelona. También se marcharon los primeros. A las nueve y media de la noche embarcaron de nuevo, Iker con destino a Madrid y Xavi a Barcelona. Casillas llegó a Oviedo acompañado de Fernando Fernández Tapias, vicepresidente del Madrid, de Emilio Butragueño, director de relaciones internacionales, y de su novia, Sara Carbonero. Sandro Rosell, presidente del Barça, Carles Vilarrubí, vicepresidente, y Susana Monje, asturiana de nacimiento y tesorera del Barcelona, acompañaron a Xavi, con quien también estuvieron sus padres, Joaquím y María Mercè, y uno de sus hermanos, Álex.

Los dos internacionales llevaban traje negro, corbata del mismo color y camisa blanca. Un pañuelo, también blanco, adornaba el bolsillo de sus chaquetas, y en el ojal de la solapa la insignia de la Fundación Príncipe de Asturias. Todo muy solemne y formal, a la par que elegante.

Mientras eso sucedía en Oviedo, a miles de kilómetros de distancia, en Zúrich, en la sede de la FIFA, terminaban de cerrar la lista de los 23 elegidos para el Balón de Oro, que se hará pública el lunes. Otra vez aparecerán en la relación de los elegidos los nombres de Xavi Hernández e Iker Casillas. Y junto a ellos las de otros seis jugadores de la Selección: Silva, Xabi Alonso, Sergio Ramos, Busquets, Iniesta y Cesc Fábregas. A esta amplísima representación de La Roja se unirán otros nombres de relumbrón del fútbol mundial, entre ellos Cristiano Ronaldo, Messi, Falcao, Neymar o Van Persie, entre otros. Lo que está claro es que España, tanto la Selección como la Liga, tendrá mayoría absoluta en la lista del Balón de Oro. Pero mientras que este trofeo representa el premio al talento individual, el de ayer en Oviedo, en el teatro Campoamor, es un reconocimiento ex aequo tanto al talento universal, el que representan dos de las máximas figuras de la Selección, como a la amistad global, la que han sido capaces de mantener durante toda su carrera dos futbolistas destinados a jugar uno en el Real Madrid y otro en el Barcelona.

Por eso Iker Casillas y Xavi Hernández recibieron ayer los aplausos más cálidos en Oviedo. Ganaron por goleada al resto de los premiados, todos ellos líderes y genios en lo suyo. Desde la filósofa estadounidense Martha Nussbaum hasta el creador japonés Shigeru Miyamoto, el padre de Súper Mario Bros.

Estadísticas AS.com