Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Tema del día | Hoy se entregan los Príncipe de Asturias

Iker y Xavi llegaron a Oviedo a recoger su Príncipe de Asturias

Reciben hoy el Príncipe de Asturias ante el aplauso del fútbol internacional por su buen compañerismo a pesar de ser los capitanes del Real Madrid y el Barcelona, eternos rivales.

Luis Nieto

Iker y Xavi llegaron a Oviedo a recoger su Príncipe de Asturias Ampliar
REPITEN. Casillas y Xavi, en la entrega del Príncipe de Asturias a La Roja en 2010.

Primero fue un gran éxito adolescente, aquel Mundial juvenil de Nigeria de 1999. Después, un compañerismo sostenido en el tiempo, y a menudo desde la distancia, que atravesó varias tormentas de clásicos y se bronceó con dos Eurocopas y un Mundial. Hitos que dejaron el pasado mes de julio una hermosa fotografía de Xavi y Casillas, trofeo en mano, que acabó por impresionar a Joseph Blatter, presidente de la FIFA, quien en agosto pidió para ambos el Príncipe de Asturias de los Deportes que bien podría ser también el de la concordia. Hoy lo recogen en el teatro Campoamor de Oviedo, a partir de las 18:30 horas (TVE-1 y TPA), ante 1.600 invitados y bajo la presidencia del Príncipe Felipe, en una solemne exaltación de la amistad. Han llegado hace unos minutos entre el aplauso general.

El vértigo del fútbol reducirá al mínimo los preámbulos. Ambos se entrenaron por la mañana con sus respectivos equipos, que juegan fuera de casa este fin de semana, y después tomaron vuelos privados con destino a Oviedo. A Iker le acompañaron el vicepresidente Fernando Fernández Tapias y el director de relaciones externas del club, Emilio Butragueño. También estará en el acto su pareja, Sara Carbonero. Con Xavi viajaron el presidente culé, Sandro Rosell, y sus padres. A las once de la noche todos estarán de vuelta.

El resto de premiados, entre los que se encuentran el arquitecto Rafael Moneo, la filósofa estadounidense Martha C. Nussbaum y los presidentes del Comité Internacional de Cruz Roja, Peter Maurer, y de la Media Luna Roja, Tadateru Konoé, llevan ya algunos días en Oviedo.

Entre Xavi y Casillas suman once Ligas, tres Copas, cinco Champions, cuatro Intercontinentales o Mundiales de Clubes, un Mundial de selecciones y dos Eurocopas, pero el galardón no reconoce esta inigualable colección de metal precioso sino un modelo de convivencia en medio de la mayor contienda futbolística mundial del momento. "Simbolizan los valores de la amistad y el compañerismo, más allá de la máxima rivalidad de sus respectivos equipos. Su comportamiento deportivo es un modelo para los jóvenes. Juntos han mostrado una actitud conciliadora que ha limado las tradicionales diferencias entre jugadores y aficiones". Estos fueron algunos de los argumentos del jurado, conocidos por boca de Arantxa Sánchez Vicario, premiada en 1998, para justificar la decisión ante la otra propuesta que estuvo sobre la mesa: el Comité Paralímpico Internacional.

"Hubo tensión, pero la amistad está por encima de todo. Este es, en realidad, un premio a todo el fútbol español", dijo Xavi, con clara vocación de colectivizar el reconocimiento. Casillas, ayer mismo y a través de la web del Real Madrid, señaló: "Es un momento de orgullo personal que mi nombre quede vinculado a los de Indurain, Arantxa, Fernando Alonso o Nadal". Y también mandó un mensaje de consumo interno: "Estos premios también forman parte del madridismo".

Xavi y Casillas han coincidido 102 veces en la Selección absoluta y sólo se contabilizan ocho derrotas en esos encuentros, cifras que retratan bien el periodo de gloria más prolongado que ha vivido nunca el equipo nacional. Ambos debutaron en 2000 (19 años tenía Iker, 20 Xavi) y en La Roja continúan. Su abrazo de esta tarde esta justificado. Y el premio y la segura ovación, también.

Estadísticas AS.com