Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Espanyol

"Órdago a la aritmética" de Oliveró para presidir

'Genética Perica' es el lema con el que Sergio Oliveró (socio 1.443) presentó ayer su candidatura a la presidencia del Espanyol. Parte en desventaja accionarial (25-35%), pero con ocho consejeros y un sinfín de iniciativas, entre las cuales un fondo inversor para todos, contra plusvalías de elite.

"Órdago a la aritmética" de Oliveró para presidir Ampliar
'GENÉTICA PERICA'. Sergio Oliveró posa junto a la bandera blanquiazul, ayer, en la librería Excellence.

Somos la candidatura del cambio", aseguró ayer Sergio Oliveró, actual vicepresidente del Espanyol y aspirante a la presidencia desde la vía rupturista. A pesar de que el apoyo accionarial de Dani Sánchez Llibre y de Ramon Condal -quienes aglutinan el 35 por ciento del capital social- irá destinado al candidato Joan Collet, Oliveró afirmó que "planteamos un órdago a la aritmética. Nosotros partimos con un 25 por ciento de las acciones y, si luchamos por cada acción y cada voto, ganaremos" las elecciones que discurrirán el próximo 19 de noviembre. "No somos oposición, sino opción", zanjó.

Oliveró se convirtió ayer, en su cuartel general de la librería Excellence, en el primer presidenciable que presenta su candidatura, con el lema Genética Perica. También es el primero que desvela a su equipo (ocho consejeros: Néstor Oller, August Newton, José Manuel Moya, Emilio Gutiérrez, Josep Maria Arenas, Jaime Ferrer, Josep Maria Pons y Jordi Puig), pese a que "somos una candidatura de proyecto, no de nombres", y avanza "la ilusión y la valentía de hacer un Espanyol mejor, a nivel nacional e internacional". "Sabemos que esto es una Sociedad Anónima, pero sólo por el valor de las acciones no se debería gobernar un club", advirtió, "y si la masa social pide el cambio, a la otra parte le será difícil gobernar aunque tenga más apoyos".

Pese a todo, aseguró que si no resulta elegido presidente, no planteará guerra desde fuera: "Me retiraré a mis cuarteles de invierno". No se uniría a un Consejo promovido por Dani, Condal y conducido por Collet, con quienes se ha ido reuniendo en los días últimos sin éxito. Diferente es la sensación que le despiertan los continuos contactos con la APMAE, con cuyo candidato -Roman Escuer- puede acabar pactando: "Hay pocas diferencias, pero seguimos hablando". También José Manuel Lara, aunque su número actual de acciones es ahora residual, "estaría dispuesto a apoyar un cambio radical". Incluso Gemma Mengual no sólo les da su respaldo, sino que iba a formar parte de su candidatura, lo que ha sido imposible por su nuevo desempeño profesional.

Apolíticos. Oliveró dispuso un decálogo de intenciones. Entre ellas, la formalidad de ser "un club plural, abierto a todos y apolítico"; en ese sentido, y ya en turno de preguntas, desveló que el Consejo Gestor acordó la pasada semana trasladar a la próxima directiva el hipotético apoyo a las selecciones catalanas, por mucho que Ramon Condal firmase un convenio, el pasado lunes. "Una imagen vale más que mil palabras", se lamentó.

Asimismo, tanto Oliveró como el responsable deportivo de su candidatura, Josep Maria Arenas, reforzaron su confianza en Mauricio Pochettino, en la actual plantilla, y formalizaron su intención de renovar profundamente el fútbol base, después de los recientes escándalos. También integraría el presupuesto del Femenino dentro del club y continuaría con el mismo rigor económico en todas las facetas que el propio Oliveró ha impuesto en los tres ejercicios últimos.

Pero acaso uno de los puntos más novedosos de su decálogo es "la posibilidad de crear un fondo de inversión, gestionado sólo por el club, por socios y accionistas, que será fácil y transparente". La idea consiste en que futuros fichajes se puedan sufragar a través de los socios que quieran aportar cantidades diversas, convirtiéndose ellos mismos en beneficiados de las plusvalías que sus hipotéticos traspasos pudieran generar. Unas plusvalías "que son legales pero con un componente moral si se tiene información privilegiada", como venía sucediendo hasta ahora con algunos directivos. Igualmente, Oliveró no cree en un presidente profesional: "Prefiero uno de corazón".

Todos los aspirantes explicaron las líneas maestras de sus parcelas. Oller, que sería vicepresidente primero, avanzó medidas -como ventajas para socios en desempleo o actividades de captación en escuelas, universidades y centros deportivos- para alcanzar los 40.000 socios. Y Newton, vicepresidente segundo, insistió en la creación del museo del club, una vieja aspiración.

Estadísticas AS.com