Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Espanyol 3 - Rayo 2

Stuani hace de 'Rifle' para obtener el primer triunfo

Decidió tras los goles de Leo y Verdú y dos expulsiones

Stuani hace de 'Rifle' para obtener el primer triunfo Ampliar
DE CABEZA HACIA LA VICTORIA. Stuani , entrando desde atrás y libre de marca, cabecea un balón centrado por Sergio García, el 3-2.

Tras más de seis meses esperando una victoria, desde el pasado 15 de abril contra el Valencia, la paciencia del Espanyol bien podía aguantar 93 minutos para sumar tres puntos, a costa de un Rayo que tocó, dominó en bastantes tramos y que se ahogó en la orilla. Bastó un centro impecable de Sergio García -que disputaba sus primeros minutos esta temporada- para la irrupción de Stuani, tras posible fuera de juego y con la cabeza, lo que recordó un tiempo no tan lejano en el que un paisano suyo, Pandiani, remataba balones y partidos in extremis.

Tan resolutivo fue Stuani en su primera y única intervención como estajanovistas pero equívocos tanto el Espanyol como el Rayo durante los 92 minutos previos. Quien personifica esa tendencia es Verdú, omnipresente en su partido 200 en Primera: suya fue la pérdida que provocó el 0-1, pero también los dos primeros tantos pericos y un balón que se estrelló en la madera. A poco de igualarle se quedó Leo Baptistao; también anotó dos goles (el primero, rebasó justito la línea de gol), pero en su demérito (si es que jugar en equipo es demérito) cuenta que tuvo asistentes de lujo en Piti y Domínguez. Grupalmente, el Rayo mereció más, por su apuesta atractiva por el esférico en contraposición a un Espanyol provisto de inicio de ocho jugadores de corte defensivo (con el 2-2, aparecieron los atacantes), con Verdú y Longo como únicas referencias y atenazado hasta el tramo final por la presión vallecana y la suya propia. Demasiados fantasmas.

Naturalmente, cuando un equipo juega con criterio y pausa y el otro se encomienda a la intrepidez, a la heroica como único activo, las expulsiones suman a favor de este último. Y ya sin Labaka ni Colotto, fue el Espanyol el que, sin apenas asediar a un notable Rubén, se manejó mejor en ese tramo final que decide los puntos.

Estadísticas AS.com