Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Madrid

Violinistas desafinados

Mourinho eligió a los tres 'violinistas' en el once titular ante el Celta y no salió bien. Kaká, Modric y Özil no interpretaron la sinfonía de ataque esperada. Peor aún, el Madrid llegó al descanso partido en dos por la falta de coordinación entre ellos. Di María salió al rescate y el escenario cambió.

Mourinho metió con calzador al trío: mediocentro (Modric), mediapunta (Kaká) y volante derecho (Özil). El Madrid funcionó apenas 25 minutos y nunca impulsado por el buen hacer de ellos, sino por la sobriedad de Xabi en conexión con un Cristiano bullicioso y el feliz acierto de Higuaín.

Los violinistas se enredaron, descompensando las líneas con movimientos erróneos y sin llegada a gol. Apenas un mal tiro fuera del brasileño Kaká anotamos hasta el descanso entre los tres jugadores.

Planos. Modric no pareció tener empaque para mediocentro: cuatro recuperaciones, siete pérdidas, escasa participación (59 acciones) y un trote blando e inadecuado en ataque y en repliegue. Kaká aún anduvo peor: tres intentos de regates, los tres perdidos; una recuperación, siete pérdidas y apenas 27 balones tocados. Además, se le vio arrugado en un par de acciones, desesperando a Mou y a la grada. Un mediapunta plano que en 45 minutos tiró una vez a puerta.

Özil, el mejor. Perdió mucho la posición en la primera parte, agitado por la idea de aportar algo. En la segunda, como mediapunta, jugó bien y forzó un penalti decisivo.

Estadísticas AS.com