Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

SEVILLA 3 - MALLORCA 2 | LIGA BBVA

La fuerza de Negredo empuja al Sevilla a puestos europeos

El Mallorca se adelantó por dos veces, con dos asistencias de Gio en su debut, pero el Sevilla remontó con doblete del internacional.

David F. Sanchidrián

El partido del Sánchez Pizjuán sorprendió, y lo hizo para bien. Porque antes del encuentro las estadísticas auguraban un partido con pocos goles (8 goles en siete partidos) y encima en lunes, que pocas veces conjuga bien con la grada. Pero esta vez no fue así. El Sevilla conectó con su afición y triunfó en el duelo por Europa de forma merecida, aunque el Mallorca jugó a la perfección la baza del contragolpe pero el fuerte ritmo impuesto por los sevillistas les dejó sin fuerzas en el segundo tiempo y sin puntos por tercera jornada consecutiva.

Fue un partido dominado siempre por el Sevilla pero el Mallorca, cómodo al acecho, se aprovechó del ingenio del debutante Giovani dos Santos para ponerse por delante en dos ocasiones. El mexicano, pretendido este verano por Del Nido, dejó huella los minutos que aguantó en el campo. Pero el Sevilla a base de ritmo, tesón y la fuerza de Negredo remontó el partido para dormir en puestos europeos con 14 puntos, los mismos que el Real Madrid.

El primero de los suelos del Pizjuán citó a los entrenadores tras las palabras de Míchel dando a entender que Caparrós coqueteó este verano con el Sevilla. No hubo foto ni choque de manos porque el madrileño estaba castigado.Ahora vayamos al fútbol. Sevilla y Mallorca se retaban en un duelo con similitudes: ambos conjuntos venían lastrados por las bajas, con la mochila vacía de puntos en los dos últimos encuentros e igualados a puntos en la tabla. Las migrañas de Míchel comienzan en el momento de buscarle sustituto a Medel. Con el 'Pitbull' chileno en el campo el Sevilla no conoce la derrota en esta Liga. Sin él, entregó la cuchara en los últimos minutos ante el Barcelona y naufragó en Vigo. Así que Míchel optó por Campaña en lugar de Kondogbia. Apuesta por la calidad en lugar de la contención.

Caparrós también se veía obligado a coser algunos agujeros, pero Giovani dos Santos y Fontás trajearon al equipo bermellón. Ambos debutaron en el centro del campo junto a Pina y aunque les costó entrar en juego, finalmente cumplieron con creces, sobre todo el mexicano. Porque los primeros minutos fueron de dominio sevillista. Un control impuesto desde la banda de Jesús Navas, que intentó matar a Bigas a tiro de lanza. Galopó a sus anchas, hirió siempre por el costado diestro y se forró a meter centros al corazón del área.

Pero el Mallorca se siente cómodo cuando juega agazapado porque arriba tiene gol y ahora con Gio rebosa más calidad de la que ya tenía con Javi Márquez. El mexicano se enfundó el chaqué antes de la media de hora de juego para engranar la maquinaria de su equipo en un partido que enloqueció en cuatro minutos. Un cambio de juego del ex del Racing y Barcelona hizo dudar a Palop en la salida y Bigas se aprovechó para adelantar a los baleares cuando menos lo merecían. El fútbol a veces es injusto, pero esta vez tuvo compasión con el Sevilla, que puso las tablas a los tres minutos tras de una internada de Manu del Moral que aprovechó Negredo con un latigazo a la escuadra. Esa piedad al equipo sevillista se convirtió en castigo y de forma merecida. Porque es difícil explicar cómo en menos de un minuto te devuelvan la bofetada. Casadesús peinó el balón y de nuevo Giovani dos Santos tiró de repertorio con un toque con el tacón para dejarlo todo a la suerte de la carrera entre Hemed y Spahic. Ganó el israelí y batió por raso a Palop haciendo su sexto gol de la temporada, solo por detrás de los 'animales (Messi, Falcao y Cristiano).

El encuentro se convirtió en un partido de ida y vuelta de donde, esquivando el paso por el centro del campo, y en el que el Sevilla insistió sin suerte para buscar el tanto del empate.

Cicinho, Navas y Negredo, al rescate

Los sevillistas más pesimistas temían a la ansiedad que podía invadir al Sevilla si no reaccionaba a tiempo. Por suerte para ellos estaban confundidos porque el equipo de Míchel retomó el juego de los primeros minutos de partido y avasalló a su rival hasta arrinconarle y encontrar el premio de un gol ejecutado de forma espléndida. Cicinho, más certero ataque que en defensa, puso en centro al área chica por donde apareció 'La Bestia' Negredo para transformar con un cabezazo de gran rematador.

A Caparrós se le amontonaban los problemas porque Gio dos Santos aguantó cinco minutos más tras el gol encajado. Entró Arizmendi pero poco se le vio, sólo un disparo tímido desde la frontal. Y es que el Sevilla echó un órdago a la grande con Navas y Cicinho de reyes. El palaciego lo pudo ganar antes pero Aouate no picó en un mano a mano. Pero nada pudo hacer el meta israelí cuando el lateral brasileño la empaló desde la frontal. El Pizjuán se convirtió en una fiesta e intentó empujar hasta el final en busca del gol de la tranquilidad, pero el Mallorca ya estaba con la lengua fuera.

Estadísticas AS.com