Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Deportivo 4 - Barcelona 5 | Las jugadas polémicas del partido

Paradas erró en el penalti

No hay falta de Mascherano a Riki, pero al pitar debió amonestarle

Urizar Azpitarte

Paradas Romero se relajó según iban cayendo los goles al Deportivo. Y con 0-3 hubo un remate de Riki, en el minuto 21, que dio en el poste, pero el jugador estaba en fuera de juego, señalado previamente. Como tenía el partido controlado, hay en el minuto 25 una jugada que, como casi todas, le pilló bien colocado, y señala penalti una acción de Mascherano al tirarse a ras de suelo para despejar el balón. Cuando está sobre la raya del área grande, encoge la pierna para no tocar a Riki, y éste le busca, o tropieza con su cuerpo, cayendo; Paradas señala penalti, que para mí no lo es, y como lo señaló interpretó que lo arrolla, por lo que debió de ir acompañado de la correspondiente amonestación, que en este caso era la segunda y, por consiguiente, expulsión de Mascherano.

En la segunda parte, sin embargo, acertó al amonestar y echar a Mascherano, ya que éste, despreocupándose del balón, le mete el brazo en la cara a Riki cuando éste intentaba zafarse. Acierta. Salvo la jugada del penalti acertó en sus decisiones, aunque pudo ahorrarse alguna tarjeta al llevar en todo momento el partido controlado. El comportamiento de los jugadores fue correcto, lo que ayudó a su labor.

La falta del 3-4. Otra de las jugadas que se discutieron fue la concesión del tercer gol del Deportivo, que supuso el 3-4. En la acción de Busquets no existe falta a Riki. Ahí no acertó Paradas. Pero sí estuvo bien en el 2-3, en el balón que se le escapa a Valdés de las manos, ya que los dos jugadores del Deportivo que estaban en posición de fuera de juego no quisieron intervenir en la trayectoria del balón.

El árbitro malagueño demostró que sigue teniendo una excelente condición física y una muy buena aplicación de la ventaja. Me queda la duda de si la amonestación a Messi (85') fue porque le protestó o porque siguió jugando, ya que no había oído el silbato, como así parecía indicarle.

Estadísticas AS.com