Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Real Madrid - Celta | La intrahistoria

Miguel Ángel fichó por el Madrid gracias al Celta

Jugó un amistoso en el Bernabéu con el equipo celeste, deslumbró y Malbo le reclutó días después

Miguel Ángel fichó por el Madrid gracias al Celta Ampliar
GUARDAMETA LEGENDARIO. Miguel Ángel impresionó a Malbo en su primer partido en Chamartín.

Miguel Ángel defendió durante 16 temporadas la portería del Madrid. Ganó siete Ligas, tres Copas y una Copa de la UEFA, entre otros títulos. Una leyenda. Llegó de Ourense a La Fábrica con 19 años gracias a una habilidosa gestión de Miguel Malbo (impulsor de la cantera de 1943 a 1993), que se adelantó al Celta, equipo con el Gato disputó un solo partido. Ese encuentro, precisamente, le sirvió para fichar por el conjunto blanco.

El Real Madrid concertó un amistoso con el Celta el 17 de mayo de 1967. "Yo estaba jugando en el Couto (luego Atlético Ourense), en Tercera, y Villar, técnico del Celta, me dijo que iban a jugar un amistoso en el Bernabéu y que me viniera a Madrid. Como el autobús tenía que pasar por Ourense desde Vigo, me recogían allí y así jugaría un partido de prueba ante los suplentes del Madrid. Mi club dio el OK y me subí asustado a ese autobús porque había grandes leyendas del fútbol gallego. Llevaba jugando al fútbol menos de dos años porque venía del baloncesto y sólo tenía 19 años. Estaba muy nervioso, pero Villar me puso en el Bernabéu", recuerda a este periódico el exportero.

El equipo blanco ganó 6-0 aquel partido. "Jugué sólo un tiempo y sólo me marcó Aparicio. Tras el partido me felicitó el técnico del Celta. ¡Mi primer partido en el Bernabéu fue con la camiseta del Celta! ¿Qué más podía soñar en aquel momento un chaval de Ourense?", rememora. A los pocos días, llegó un telegrama a su club: Preséntese en Madrid. Stop. Hará prueba por el Real Madrid. Stop. Miguel Ángel alucinaba: "No quería ir. Si el Celta ni siquiera había cerrado mi fichaje, ¿qué pintaba yo en Madrid? Pero la directiva y mi padre me obligaron a meterme en el coche para ir a la capital". En aquella prueba, Santamaría, responsable de la categoría Aficionados, vio en directo los buenos informes que manejaba Malbo. "Cuando acabé el partido de entrenamiento me llamaron a las oficinas del club. Pensaba que me iban a pagar el desplazamiento y resulta que me hicieron una oferta en firme", cuenta Miguel Ángel. Años después, aquellos jugadores del Celta que conoció en aquel inolvidable viaje, le recordaron su primer y único partido de celeste: "¡No entendimos cómo te dejo escapar el Celta!". La respuesta la tuvo Malbo gracias a un ojeador gallego llamado Víctor Martínez.

Estadísticas AS.com