Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

premier league | west bromwich 1 - manchester city 2

Dzeko salva al Manchester City en el último suspiro

Tuvo que ser el bosnio Edin Dzeko, que acababa de salir al terreno de juego por Gareth Barry, el que igualara el marcador con un cabezazo que salvaba un punto para el actual campeón de liga.

Un doblete del bosnio Edin Dzeko, que marcó en el minuto 80 y en el 91, salvó hoy los tres puntos para el Manchester City en su visita de la octava jornada de la liga inglesa al West Bromiwch (1-2). Los de Roberto Mancini sufrieron para solventar un duelo en el que se quedaron con diez en la primera parte por la expulsión de James Milner, no pudo saltar al campo el español David Silva por lesión y el argentino Sergio "Kun" Agüero estuvo en el banquillo de inicio por decisión técnica.

Un cabezazo de Dzeko a diez minutos para el final y un disparo desde el interior del área del mismo bosnio con el tiempo cumplido salvó a "citizens", actuales campeones de la liga inglesa, que quedan a cuatro puntos del Chelsea, líder, después de que el irlandés Shane Long adelantara a los locales en el minuto 67. Mancini ha pasado la semana preocupado, más que por el choque de liga ante el West Bromwich, por el compromiso de Liga de Campeones el próximo miércoles, en Holanda, ante el Ajax, que definirá las opciones futuras en la máxima competición europea de los "citizens", que comparten grupo con el Real Madrid.

Pensando en ese compromiso de Champions, la competición que más le interesa conquistar al jeque Mansour bin Zayed, dueño del club, después de haber ganado la Premier la pasada campaña, el técnico italiano decidió dar descanso de inicio esta tarde al argentino Sergio "Kun" Agüero. Otra de sus estrellas, el español David Silva, tampoco saltó al césped de The Hawthorns debido a la lesión muscular que sufrió en el encuentro internacional ante Francia el pasado martes, que le mantendrá apartado del equipo durante al menos una semana.

Así las cosas, la responsabilidad ante el West Bromwich recayó en el francés Samir Nasri, encargado de repartir el juego desde el centro del campo, así como en el argentino Carlos Tévez, en punta de ataque, y el italiano Mario Balotelli, habitual en el banquillo en los últimos tiempos y que hoy salió encendido para tratar de aprovechar la oportunidad que le brindaba Mancini de ser titular.

Tan revolucionado estaba el polémico internacional italiano que al cuarto de hora de juego ya había visto una tarjeta amarilla por asestarle un golpe por detrás, ya sin balón, a un defensa que le había arrebatado el cuero. Acto seguido, el City vio una tarjeta más preocupante, una roja para el inglés James Milner, que decidió sacrificarse para cortar de raíz un ataque del irlandés Shane Long, que corrió en solitario hacia el área de Joe Hart y estaba a una zancada de poder rematar a bocajarro ante el arquero.

La inferioridad numérica agravó la falta de pegada que evidenciaba desde el inicio del encuentro un City sin Agüero ni Silva, y permitía al West Bromwich penetrar con cierta facilidad con las bandas y ahogar la mayoría de jugadas de ataque de los visitantes. A punto estuvo Balotelli de adelantar a los suyos en una jugada personal en la que se plantó en el área pequeña tras driblar a varios defensas, pero el arquero inglés Ben Foster terminó rechazando la mejor ocasión del primer tiempo.

A la media hora para la conclusión, Mancini cambió su idea inicial y retiró al italiano para dar entrada a Agüero. Si bien todo apuntaba a que el argentino revolucionaría el encuentro a favor de los "citizens", el West Bromwich supo aprovechar que los visitantes se lanzaban al ataque para agarrar desprevenida a su defensa. En el minuto 67, el irlandés Shane Long recibió un pase en profundidad que le sirvió para encarar a Joe Hart con garantías y dejar el balón en la red "citizen".

Tras unos minutos de confusión para los de Mancini, tuvo que ser el bosnio Edin Dzeko, que acababa de salir al terreno de juego por Gareth Barry, el que igualara el marcador con un cabezazo que salvaba un punto para el actual campeón de liga. Con el tiempo cumplido, Dzeko escribió la última línea de su papel de héroe de la tarde al disparar desde el interior del área y marcar el segundo de los suyos, que permite a los de Mancini no quedar descolgados en los primeros puestos de la clasificación.

Estadísticas AS.com