Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

premier | manchester united 4 - stoke 2

El Manchester United golea en Old Trafford a un rebelde Stoke

Rooney, que hizo un gol en propia puerta, marcó dos tantos y Van Persie y Welbeck hicieron los otros dos del United. Kightly hizo el segundo del Stoke.

El Manchester United golea en Old Trafford a un rebelde Stoke Ampliar
Rooney, tras marcarle un gol al Stoke.

El delantero Wayne Rooney, que hoy marcó un tanto en propia puerta y dos en la contraria, se erigió como protagonista de la goleada que el Manchester United le asestó en la octava jornada de la Prmier (4-2) a un Stoke que plantó cara a los "diablos rojos" en algunos tramos del duelo.

El Manchester United, con el español David De Gea bajo los palos y el danés Anders Lindegaard relegado al banquillo, comenzó una vez más el duelo por detrás en el marcador, un lance que se está convirtiendo en habitual esta temporada.

La novedad en esta ocasión fue que el tanto no lo firmó uno de los delanteros visitantes, sino la estrella de los "diablos rojos", Wayne Rooney, que metió el cuero en propia puerta: en una falta que sirvió el Stoke desde el lateral del área, el inglés entró como un atacante más al remate y no encontró oposición para cabecear el balón a su propia red.

Rooney, que ha recibido críticas en la prensa británica por su actuación la pasada semana con su selección ante Polonia, donde Inglaterra no pudo pasar del empate a uno, envió el balón a la red de De Gea en el minuto once.

El mismo Rooney, sin embargo, que lució por vez primera el viernes 12 de octubre el brazalete de la selección de los Tres Leones, aprovechando la baja por sanción del capitán habitual, Steven Gerrard, se encargó de solventar su error en el minuto veinte.

El holandés Robin Van Persie, destinado a deslumbrar este año en los "diablos rojos" junto a Rooney, trazó un centro de largo recorrido desde la banda izquierda para que su compañero se adelantara a los defensas del Stoke y rematara de cabeza el 1-1.

El mismo inglés se encargó de iniciar la jugada que daría ventaja al United poco antes de enfilar hacia los vestuarios de Old Trafford a la media parte.

El atacante, de 26 años, abrió el juego a la banda derecha para el ecuatoriano Antonio Valencia, que paró el balón, amagó, y tiró un centro que Van Persie rozó para variar la trayectoria del cuero y dejarlo en el fondo de la portería.

Era el décimo gol esta temporada, entre liga y Champions, del que fuera el máximo anotador de la Premier el pasado curso con el Arsenal.

El técnico Alex Ferguson debió alentar a los suyos en el descanso, porque la maquinaria de los "diablos rojos" arrasó al Stoke nada más reanudarse el juego en el minuto 45.

Rooney, actor protagonista una vez más en el "Teatro de los sueños", subió el balón por la banda derecha hasta la altura del área, donde levantó la cabeza y puso el cuero en el primer palo para que Danny Welbeck se lanzara en plancha y sumara el tercero del United.

Una jugada personal de Michael Kightly volvió a poner presión sobre el United: el inglés se hizo con el balón el medio campo y no dejó de correr hasta que había superado por potencia a la línea de cuatro defensas de los locales y había lanzado un tiro raso que sobrepasó a De Gea, que se estiró sin fortuna hacia su izquierda para tratar de detener el derechazo.

Ante al adversidad, Rooney volvió a agarrar las riendas del encuentro y, con un disparo desde el interior del área a la esquina derecha de la meta del arquero Begovic devolvió la tranquilidad a los de Ferguson con el definitivo cuarto tanto del United.

Estadísticas AS.com