Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Raúl García

"La unión que hay ahora en el Atleti no la viví nunca"

El navarro estrena un papel fijo como mediapunta en el Atlético y ya lleva tres goles en lo que va de temporada. Desvela que su cesión a Osasuna se debió a "motivos personales" y que en su etapa con los de Mendilibar recuperó "la confianza perdida por falta de minutos en el Atleti". También alaba la ética de trabajo del Cholo.

Cuéntenos, ¿con qué expectativas llegó a la pretemporada del Atleti?

Me fui a Pamplona por motivos personales, para recuperar la confianza que en el Atleti perdí por no tener los minutos que quería. Me planté en Los Ángeles de San Rafael con la intención de hacerlo bien y convencer al míster. Sólo le conocía a través de lo que me habían contado los compañeros.

¿Qué le dijo Simeone?

Me dijo lo que esperaba de mí. Que era un jugador con el que contaba, que me conocía bien por haber visto partidos míos en Osasuna y que podía aportar cosas al equipo.

¿Qué papel jugó su cesión en Osasuna?

Fue un año bonito porque todo salió bien. En lo personal y también a nivel de grupo. El equipo estuvo bien todo el año y logró el objetivo marcado.

¿Cómo vive este nueva etapa rojiblanca?

Todo es positivo y no sólo a nivel personal. Estoy contento, no vengo siendo titular, pero he tenido minutos. En cuanto a goles, intento aprovechar las ocasiones y creo que lo consigo.

¿Qué objetivos tiene? ¿Se pone una cifra de goles?

Intento aportar para ayudar al club a estar arriba. Y a partir de ahí, que cada uno se gane lo que se tenga que ganar en cada partido. No soy de cifras. Es algo personal. Cada uno sabe lo que tiene que exigirse y ponerse un listón para mejorar.

¡Es su quinta temporada como rojiblanco y por fin le ponen de mediapunta!

Es dónde jugué hasta llegar al Atleti, siempre. Me siento mucho más cómodo porque puedo llegar arriba y tener gol. Yo me limito a hacer lo que el míster me pide y si es jugar más atrasado, intento hacerlo bien.

¿Es mérito de Simeone?

Tengo que agradecerle a Mendilibar. Él supo analizarme y me colocó en esa posición. Confió en mí, me dio mucha confianza y al final me salió un buen año por eso.

Ante el Málaga fue aplaudido y se está ganando poco a poco al público

Nunca he hablado de la afición en los buenos momentos ni en los malos. La respeto y si quiere criticar, que critique, si quiere alabar, que alabe. Pero yo me limito a hacer mi trabajo lo mejor posible.

Es el único superviviente de la final de Hamburgo. ¿Qué diferencias ve entre ese Atleti y el del Cholo?

Este es un equipo mucho más completo. Ahora mismo, juegue quien juegue, las cosas salen bien. Esto es muy largo y no puedes jugar con el mismo once siempre. Ahora hay más unión entre la gente, el club, la plantilla... Esta sensación no la he tenido nunca, somos un equipo realmente completo.

¿Usted prefiere eso a tener un puesto fijo en el once?

El futbolista es egoísta porque siempre quiere jugar. El entrenador es el que sabe lo que es mejor para cada partido. El trabajo del cuerpo técnico es saber quién puede hacer daño al equipo contrario. Se está viendo que las decisiones del míster están siendo acertadas.

¿Quién es el mayor responsable de los éxitos del equipo?

Hay que darle mérito al cuerpo técnico. Es el que cada día nos aprieta y pone esa intensidad para que no nos relajemos. Lógicamente, los jugadores también tienen su culpa: saber entender lo que quiere el entrenador y que jueguen cada duelo como si fuese el último.

Falcao se está llevando todas las miradas, ¿qué opina de su compañero?

Lo que destacaría de Falcao es que tiene mucha hambre. Cada día se ve que quiere entrenarse y mejorar. Quiere conseguir ser de los mejores del mundo y lo está logrando.

El equipo no conoce la derrota desde hace seis meses...

Todos estamos tranquilos: el club, la afición y la Prensa. Hay unión y eso favorece.

¿Es peligrosa la euforia? Ya se empieza a hablar del Atleti como alternativa a la Liga...

Mucho, pero los jugadores somos los que tenemos que frenarla y no dejarnos llevar. Hay que seguir trabajando igual. Cuando las cosas van bien se empieza a esperar mucho más. Creo que hay que disfrutar del momento. Ahora mismo el equipo está muy arriba en Liga y Europa, pero hay que cuidar esto, no es cuestión de un día. Si no se hace, todo puede cambiar en dos o tres semanas.

¿Es éste el cuerpo técnico que más hincapié hace en ir partido a partido?

Puede que sí, pero es algo que buscan muchos técnicos.

Estadísticas AS.com