Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Barcelona

La esperanza se llama Abidal

El francés sorprende a recuperadores y médicos y acorta plazos para su vuelta en un stage en altura

La esperanza se llama Abidal Ampliar
EL MEJOR ESCENARIO. La Val d'Aran es el marco perfectopara que Abidal se recupere en altura. Sus entrenamientos de esta semana se realizan a unos 2.000 metros.

Médicos y recuperadores coinciden en dos cosas: Abidal es un paciente extraordinario que está dando un ejemplo impagable a muchísima gente enferma y que la mente y el buen humor son fundamentales para superar cualquier circunstancia en la vida. La esperanza para mucha gente ha pasado a encarnarse en Éric Abidal. Ayer se cumplieron seis meses de su trasplante de hígado a causa de un cáncer y desde el lunes hasta el domingo realizará un stage de altura en el idílico paraje de la Val d'Aran.

Un stage de altura que viene a suponer un paso más en su recuperación. Explicaba ayer el diario SPORT que cuando Abidal obtuvo el alta hospitalaria lo hizo acompañado de un libro de recomendaciones que su cirujano, el doctor García Valdecasas le había dado. En él se especificaban conductas que el francés debía seguir a rajatabla para evitar contagios, pues tras el trasplante, su sistema inmunológico estaba muy debilitado.

Por aquel entonces, hará unos cinco meses, Abidal tenía prohibidas actividades tan normales como acariciar perros, bañarse en piscinas, comer embutido o trasplantar las flores del balcón.

Superada esta fase antes de lo que se esperaban médicos y recuperadores, un Abidal delgadísimo se presentó un día en Sant Joan Despí, pidió ver al preparador Francesc Cos y le dijo que estaba decidido a iniciar entrenamientos de fuerza para recuperar masa muscular.

Empezaron por una hora diaria en el gimnasio y viendo como respondía, pasaron a dos. Luego a dobles sesiones y hoy, Abidal ya ha recuperado 8 kilos de masa muscular.

Riéndose. Todos los que han trabajado a lo largo de estos seis meses a su lado destacan unánimemente que el buen humor y la buena disposición de Abidal han sido clave en ese proceso. Desde el primer instante, él era quien animaba a los médicos y a los fisios y el que más bromas hacía.

En el video que Barça TV ha grabado sobre su stage en altura esto queda muy claro. Se le ve grabándose a si mismo para "Abidal TV" en un descanso y relatando el paisaje que ve a su alrededor, donde según sus palabras se contemplan "caballos, vacas y a Pepe Costa", refiriéndose a uno de los miembros del staff del Barça que le ha acompañado en este campamento.

En otro de los videos, se le puede ver tocando el balón. Al final de la sesión, Abi explica: "físicamente estoy mejorando, ahora me queda recuperar la técnica, que será más fácil porque nunca he tenido demasiada".

Una vez sus sesiones de gimnasio al lado de Miquel Angel Cos fueron ya de una intensidad satisfactoria, Abidal pasó a ser tutelado por Emili Ricart, recuperador del equipo. Entre ambos, junto a Pepe Costa, decidieron subir al Pirineo aprovechando el parón de Liga para entrenarse en altura. Allí les esperaba para unirse al grupo Anna Geli, aranesa integrante de la selección española de esquí alpino y que también se recuperó con Ricart de una grave lesión de rodilla.

En su primera jornada recorrieron nueve kilómetros casi sin desnivel en un paisaje idílico. Pronto pasaron a retos más exigentes, como la ascensión a los lagos del Circ de Colomers o al Santuario de Montgarri, excursiones con más de un 15 por ciento de desnivel que se acostumbran a completar en unas tres horas y media y que los excursionistas del Barça realizaron en dos y media.

El domingo, a su regreso, podrían adelantarlo por cuestiones climatológicas. Abidal seguirá trabajando y alimentando su esperanza, y la de miles de personas.

Estadísticas AS.com