Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Athletic - Osasuna

Juicio en San Mamés

Athletic y Osasuna se disputan vivir el parón con tranquilidad.

J. M. Velasco

Juicio en San Mamés Ampliar
URGE GANAR. Bielsa es el primero que demanda un triunfo.

No pregunte en la puerta de San Mamés por el clásico de las 20 horas entre Barcelona y Real Madrid, que lo mismo le dan con el bocadillo en la cabeza. Y es que La Catedral no está para dispersar su atención. En esta ocasión solo hay ojos para el Athletic-Osasuna, un duelo trascendente en el que hay más que tres puntos en disputa. Rojiblancos y rojillos se juegan llegar al parón con un punto de tranquilidad y van a tomarse la cita como si fuera una final. Los leones son los que exponen mayor cuota de responsabilidad. Y no solo por jugar ante sus aficionados.

El Athletic apenas ha tardado tres meses en reventar el generoso crédito que consiguió la pasada campaña. Pero más que por resultados (el curso pasado tampoco es que tuviera un comienzo primoroso) lo ha hecho por cuestiones internas y de procedimiento. La revelación y transmisión de parte de la charla que ofreció Bielsa a sus jugadores al día siguiente de perder la final de Copa ha levantado por los aires el tapiz de la confianza del vestuario, porque fue allí donde se grabó y porque lo hizo uno de sus integrantes.

El lezamagate ha puesto en guardia a los aficionados y prevenido a los futbolistas, conscientes de que en escenarios de este tipo no queda otra que soltar un partidazo y hacerse con el botín para apaciguar ánimos. Eso sí, a menudo, las situaciones límite suelen traducirse en ansiedad y nerviosismo, que es lo que tratará de provocar Osasuna, igual de necesitado de puntos que el Athletic.

Los dos técnicos moverán sus piezas. Bielsa apostará por Herrera para la creación y Puñal dará su sello al juego de los rojillos.

Estadísticas AS.com