Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Valladolid

Los administradores se reunieron con el equipo

Ayer aseguraron que las deudas se pagan esta semana.

J. L. Roji

Los administradores se reunieron con el equipo Ampliar
EN ZORRILLA. Juan Barco y Ricardo Nieto en la mañana de ayer tras reunirse con la plantilla.

Es un mal con el que los trabajadores del Real Valladolid conviven desde hace tiempo. La semana pasada se efectuó el pago del mes de julio, es decir, a estas alturas se adeudan dos mensualidades, por lo que el gesto de los administradores concursales (Ricardo Nieto y Juan Barco) de bajar al vestuario y mantener una reunión con técnicos y jugadores fue bien recibido.

Tras una hora, sobre las 14:30 horas, comenzaron a salir los futbolistas y alguno, como Rukavina ya dejaba entrever de que habían hablado cuando decía en perfecto castellano "dinero, dinero...", mientras que Nieto y Barco declinaban hacer cualquier manifestación como vienen haciendo desde que fueron designados.

Capitán. El que si dio la versión de la plantilla fue Javier Baraja: "Nos han contado como está la situación y lo que ocurrirá de ahora en adelante. Están haciendo un buen trabajo, intentando que todo vaya normal y estamos contentos. Queremos centrarnos en lo deportivo. Era una reunión ya prevista". El capitán confirmó la deuda y los plazos de pago: "Nos han dicho que nos pondrán al día esta semana o principios de la que viene; no hay que alarmarse. Sólo se sigue el plan pactado". En estos casos lo peor suele ser la desinformación, por ello Baraja agradecía el detalle la explicación de los administradores: "Es bueno conocerles y que los jugadores nuevos vean lo que es un proceso concursal, aunque nadie estaba nervioso".

El míster teme que los impagos desestabilicen

El técnico conoce perfectamente los efectos de que la plantilla esté sin cobrar. La campaña pasada fue capaz de mantener un vestuario unido gracias a su gestión y al objetivo del ascenso, pero no ocultó su temor a que los impagos, que empiezan a acumularse, sean peligrosos y afecten al capítulo deportivo, hasta ahora brillante: "Espero que todo se regularice. Es importante no entrar en la dinámica del año pasado, en el que hablábamos demasiado de temas extradeportivos. Sería muy grave volver a caer en esa espiral, ya que en esta ocasión sería más difícil volver a conseguir que la plantilla se centrara. En Primera cualquier distracción se paga, porque deciden los detalles". El técnico serbio conoce perfectamente la situación de estar sin cobrar y los efectos que provoca, pues aún tiene cantidades pendientes que le adeuda el Hércules o el desaparecido Mouscron belga.

Estadísticas AS.com