Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Valerón Valerón

"El día del ascenso fue el más feliz de mi vida"

Juan Carlos Valerón (Arguineguín, Gran Canaria, 1975) cumplirá hoy 300 partidos en Liga con el Depor. Será en el escenario del Centenariazo, en el Santiago Bernabéu.

Mónica Marchante

300 partidos y los que podían haber sido si no es por las malditas lesiones

Es una cifra bonita. Cuando empiezas a jugar al fútbol lo ves como un sueño. Me siento muy feliz.

Y encima en el Bernabéu, ¿cuál es su foto del Centenariazo?

Eso es algo que no se puede olvidar. La imagen del momento en que salimos a calentar y estaba el fondo de los aficionados del Depor hasta arriba. Salir y ver eso fue un subidón, ¡qué bonito!

Volver al Bernabéu tras un año sin hacerlo querrá jugar a toda costa ¿no?

Más allá de jugar este partido o no está el equipo, hay un objetivo común, aunque claro que nos gusta jugar un partido así, es especial. A ver qué pasa

¿Visita los campos con una sensación especial, pensando que pueda ser la última vez?

No especialmente. Para mí el privilegio está en poder jugar al fútbol. Soy de los que piensa que el fútbol no está en el estadio en sí, sino en la gente. Mientras haya gente viéndote jugar eso es lo que merece la pena.

¿Y cómo hay que jugar en el Bernabéu?

Aunque tú quieras tener el balón no te va a durar mucho, el Madrid va a tener el balón y la iniciativa. A partir de ahí hay que estar bien parado en el campo, muchas ayudas, ponérselo difícil y aprovechar tu momento.

Pero el punto fuerte del Madrid de Mou no es precisamente con el balón, puede ser más peligroso sin él

Puede ser, pero en casa la iniciativa la tendrá el Madrid. El que marque cederá y el otro a intentar aprovechar esa situación. El mister no hará grandes cambios en su planteamiento, quizás algún retoque.

¿Dónde habría podido encajar mejor su juego, en el Madrid actual o en el Barcelona?

Puede ser que en el Barça, pero esto va por ciclos.

En los doce años que lleva en el Depor, ¿alguna vez se sintió tan identificado con algún entrenador como con Oltra en cuanto a su idea de fútbol?

Tuvimos una buena época con Irureta, peleando la Liga, jugando la Champions a un nivel muy alto.

Pero jugando de otra manera

Sí, pero bastante bien. Es cierto que con el entrenador que más me identifico y que más se acerca a mi manera de ver el fútbol de todos los que he tenido es Oltra, seguro.

Vamos que está disfrutando

Sí, estamos disfrutando. Su apuesta desde el primer momento fue clara. Tener la iniciativa, el balón. Y eso, a jugadores como yo, nos beneficia.

¿Se siente un poco Iniesta cuando viaja por España? ¿Percibe el cariño que se le profesa en todas partes?

También influye el tema de mis lesiones, que casi me retiran. Cuando volví notaba el cariño de la gente por volver a verme ahí. Eso es muy especial para mí. El reconocimiento a Andrés es por su fútbol, por lo que ha hecho y le ha dado al fútbol español.

¿No cree que el carácter bondadoso de ambos también llega?

Transmitimos buen rollo y quizás eso hace que te tengan cariño. De todos los sitios donde la gente te muestra su afecto el que más me llegó fue el de Balaídos. Yo siempre he intentado que esa rivalidad entre Celta y Depor no vaya más allá de una rivalidad deportiva, que haya respeto. Por eso esas cosas son las que me hacen sentir bien.

Esta ciudad le adora, es un coruñés más

El Deportivo me ha dado todo lo que uno como jugador siempre sueña.

Entonces ¿tiene la sensación de estar lleno?

Sí. He vivido lo que tenía que vivir, lo que soñé como futbolista. He podido estar en un equipo grandísimo como el Atlético, vivir aquellos años con el Deportivo jugando un futbol muy bonito, hacer frente a aquellos grandes equipos e incluso ganarles. Y ser feliz en la ciudad. Aquí he tenido todo eso.

Si moviéramos su carrera diez años más tarde hubiera sido campeón de Europa y del Mundo con La Roja, su fútbol se lleva más ahora que antes.

Puede ser, pero también puedo pensar que ahora como yo hay muchos. Tuve mi momento, disfruté mucho y ahora lo hago viéndolos jugar a ellos. Ha sido una gran suerte para el fútbol español que hayan ganado así, porque todos quieren copiar ese estilo y se apuesta por el perfil de jugador que a mí me gusta.

¿Cuál es ese jugador español a quien no cambiaría por ningún otro?

A Iniesta. Lo tiene todo. Es capaz de crear juego y de ser determinante en la portería rival. Eso es muy difícil. Xavi es el otro, pero la combinación de los dos factores se da en Iniesta, por eso, para mí, Andrés es insustituible.

Con otros pesos pesados Lendoiro no se llevó tan bien como con usted, no se suele ligar a exjugadores ¿Le pide opinión?

Conoce mi forma de ser y de entender la vida y el fútbol y supongo que algo le habrá gustado para ofrecerme esa vinculación cuando deje de jugar. Para hacer lo que el presi ha hecho en el Depor tienes que saber. Es una persona muy inteligente que sabe muy bien qué opiniones le pueden ayudar.

Nunca cita las lesiones como momentos más duros.

Porque una lesión la sufres tú. Pero un descenso repercute en toda una afición, en un club, en una ciudad. La responsabilidad es mucho más grande y por lo tanto lo pasas peor.

Los dos descensos que sufrió fueron diferentes.

Sí. En Madrid la exigencia era muy alta. Aquí sabías que podías estar peleando por no bajar. La gente supo entender esa situación y en lugar de enfadarse nos apoyaron y eso fue clave para subir en un año.

Todas las culpas recayeron en Lotina.

Todos tuvimos nuestra parte. No es justo que se vuelque la responsabilidad sobre una sola persona.

Leí que le hacía la misma ilusión jugar en Segunda con el Depor que con la Selección española ¿Eso era responsabilidad, sentimiento de deuda?

Era ilusión. Ese es el ingrediente principal para cualquier cosa que quieras hacer en la vida. Era el reto y la responsabilidad tan importante que teníamos todos por subir al Depor en un año, que era el gran objetivo. Para el club quedarnos en Segunda otro año más hubiera sido complicadísimo.

¿Se sintió aliviado el día del ascenso entonces?

Aliviado no, ese fue el día más bonito de toda mi carrera. Cuando tienes más años eres más consciente de lo que suponen las cosas. Cuando eres joven igual no lo ves.

Da la impresión de que usted está muy al tanto de la situación económica del club

En los años de bonanza no teníamos tanto en cuenta esas cosas. Ahora se vuelve a lo de antiguamente, se ha tenido que bajar el presupuesto.

¿Se han tenido que bajar el sueldo?

Aquí, que yo sepa nadie se ha tenido que bajar el contrato. Otra cosa es que los contratos que se han hecho en los últimos años hayan ido bajando, como en todos los clubes.

Es muy religioso. ¿Reza por algo especial antes de los partidos?

Creo en Dios, intento conocerle y poner en práctica todo lo que Él quiere. Pido para que no haya ninguna lesión, para que en el estadio no se dé ninguna situación violenta, que todos disfruten y nadie salga perjudicado.

¿Qué nos perdimos el día que Ferrer lesionó a su hermano Miguel Ángel?

A un grandísimo futbolista. Las cosas se dieron de esa manera, pero en mi familia tenemos esa relación con Dios y por eso sabemos que hay más cosas además del fútbol que te pueden hacer feliz.

A Manuel Pablo le queda un año de contrato. ¿Qué haría usted sin él?

¡Buf no lo sé! Se me hace muy difícil ver a un Depor con Valerón y sin Manuel Pablo. Sinceramente no lo veo. Si yo estoy ahí él tiene que estar.

¿Cómo lo arreglamos? Un año más para él o se van los dos juntos?

No lo sé. El presi sabe que él es muy importante para el Deportivo.

¿Es usted tan feliz como aparenta?

Lo que más me importa es reflejar lo que realmente siento. Más que hablando, intento transmitir lo que soy y lo que pienso con mi conducta y mi manera de actuar. Soy un tipo feliz en toda mi vida. El sueño que yo tenía, lo que yo anhelaba como jugador se ha cumplido. Estar en la élite, disfrutar mucho y ser feliz.

Estadísticas AS.com