Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Celta

"Aquel día pasaron cosas que no nos gustaron"

Iago Aspas recuerda el tenso choque de Los Cármenes

Clemente Garrido

"Aquel día pasaron cosas que no nos gustaron" Ampliar
PASA PÁGINA. Iago Aspas quiere olvidar el triste episodio de hace un año en Los Cármenes.

El Celta vuelve el próximo domingo al lugar del crimen, el estadio donde quedaron enterradas temporalmente muchas ilusiones que tardarían poco en volver a florecer. Sin embargo, aquel partido de vuelta de las semifinales del playoff ha marcado al vestuario vigués. Los jugadores no quieren expresar alegremente sus pensamientos por miedo a que en Granada vuelvan a calentar el partido, pero las heridas siguen abiertas. Iago Aspas fue el jugador que más sufrió el acoso de Los Cármenes. Ahora no quiere hablar de venganza, pero no puede negar que allí se dieron circunstancias extrañas: "No es cuestión de revancha. Sí es verdad que hubo cosas aquel día que no nos gustaron, pero los que perdimos fuimos nosotros. Ahora estamos los dos en Primera y es un partido especial porque nos vamos a reencontrar después de todo lo vivido".

Roberto.

En Granada habían utilizado una patada involuntaria de Aspas a Roberto para calentar el partido de vuelta. Incluso llegaron a poner la imagen del meta con su ojo izquierdo contusionado como foto de portada de su página web. El cancerbero tampoco mostró su lado más conciliador y ayudó a avivar el fuego, a pesar de que el moañés le pidió perdón nada más producirse la acción, y también tras el partido en repetidas ocasiones. El punta del Celta tiene claro que actuará con normalidad: "A Roberto le saludaré correctamente si me acepta las disculpas, que ya se las ofrecí en su momento".

"Me da exactamente igual como me reciban"

Hace poco más de un año, Iago Aspas aterrizó en el aeropuerto de Granada con un ambiente de lo más hostil hacia su persona. Había folletos con su cara y un lema que ya indicaba lo que le esperaba: "Se busca. Vivo o muerto". Fue algo más que una broma, fue una llamada a una guerra futbolística que siempre rozó los límites de lo legal. Lo lógico es pensar que el domingo nada será igual, pero al moañés eso ya no le quita el sueño: "Me da exactamente igual como me reciba la afición de Los Cármenes. Yo sólo estaré centrado en lo que suceda dentro del terreno de juego". El delantero del equipo vigués está dispuesto a pasar página y pensar únicamente en el presente: "Me vienen muchos recuerdos a la cabeza. Aquel fue un palo muy duro para el club, pero ya pertenece al pasado".

Estadísticas AS.com