Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

BRAGA 0 - CLUJ 2

El Cluj logra al contraataque un precioso botín en Braga

El Braga no sacó partido de su abrumador dominio y cayó sorprendentemente ante el Cluj con dos goles del brasileño.

Dos goles de contraataque del brasileño Rafael Bastos bastaron al Cluj rumano para vencer al Sporting de Braga portugués a domicilio (0-2) y llevarse un precioso botín que lo sitúa en la lucha por los octavos de la Liga de Campeones.

El campeón de Rumanía comparte el liderato del grupo H con el Manchester United inglés, que ganó uno a cero al Galatasaray turco.

El zurdo Bastos, nacido en Río en 1985 y exfutbolista del Esporte Clube Bahía, fue la estrella del partido al tumbar al semifinalista de la Liga Europa en el 2011 con dos excelentes tantos en el primer tiempo (min.19 y 34).

Los rumanos machacaron a los portugueses con un arma tan letal como antigua, el contra-ataque. Con dos extremos abiertos, el Cluj se ensañó en la zaga lusa, desguarnecida por la desatención de sus dos laterales brasileños Ismaily y Leandro Salino.

A pesar del 60 por ciento de posesión de los locales, que desde la llegada del técnico José Peseiro privilegian el buen trato del balón, los visitantes gozaron de las ocasiones más flagrantes en el primer tiempo.

El senegalés Sougou, conocido del fútbol portugués por su paso e el Académica de Coimbra, sirvió desde la izquierda a Bastos en el 18 para sumar el primer tanto. El medio brasileño finalizó sin oposición con un disparo raso inalcanzable para Beto.

Sin querer perturbarse, el Braga continuó con su ataque mascado. El luso-guineano Eder, un potente y técnico ariete que debutó recientemente en la selección lusa, y el creativo brasileño Márcio Mossoró capitalizaron varios ataques.

Sin embargo, la falta de acierto y la destreza del guardameta luso del Cluj Mário Felgueiras, que jugó precisamente en el Braga, dejaron sin efecto las tentativas locales.

Bastos, también exjugador del Braga, castigó de nuevo a sus antiguos colegas con un gol de clase.

Robó el balón a 30 metros de la portería; se internó en el área en velocidad; dejó a dos defensores sentados de un recorte; se libró de un tercero al beneficiarle un rebote; y fusiló con la izquierda a Beto.

Antes, el ariete griego del Cluj Pantelis Kapetanos había marrado una clarísima ocasión ante Beto.

El aplastador dominio portugués, con unos 30 remates, no se tradujo en gol. Ni siquiera los cambios ofensivos reactivaron al equipo de Peseiro, que en la segunda parte disfrutó de contadas oportunidades.

Los rumanos disfrazados de portugueses -el Cluj alineó a cuatro lusos en el once titular- aguantaron sin apuros la ventaja del primer tiempo a base de organización y de los buenos reflejos de Felgueiras.

Estadísticas AS.com