Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

CHAMPIONS LEAGUE | GRUPO B | OLYMPIAKOS 1 - SCHALKE 2

Huntelaar sentencia al Olympiakos

El delantero holandés, que falló un penalti, marcó tan sólo un minuto después que Abdoun empatara para los griegos. Howedes había adelantado al Schalke.

El Schalke 04 alemán comenzó hoy con buen pie su andadura en la Liga de Campeones al imponerse a domicilio al siempre difícil Olympiacos griego (1-2) en un partido reñido en el que no faltaron ocasiones para ambos equipos y en el que delantero holandés Klaas-Jan Huntelaar rubricó el triunfo germano.

El partido comenzó con un ritmo veloz, con el balón rodando rápidamente de un lado a otro del campo, aunque los muros defensivos de ambas escuadras impedía ataques demasiado elaborados en área el contraria.

Así pues, ambos equipos optaban por colgar balones y por las jugadas a balón parado. Así fue como llegó el primer tanto, para el Schalke, que con el paso de los minutos fue ganando iniciativa.

En el minuto 38, Papadopoulos, el defensa griego ex Olympiacos y ahora del Schalke, cabeceó un rebote que era del portero para lanzarlo a las mallas. Comenzó a celebrarlo pero fue con demasiadas prisas ya que el árbitro no dejó escapar la falta al guardameta local.

Sin embargo, a los tres minutos, los alemanes pudieron resarcirse y, en un centro de Farfán en saque de córner, cabeceado con gran tino por Höwedes tras escapar de los defensas que le marcaban, pusieron el luminoso en ventaja para el Schalke.

En la reanudación salió el equipo del Pireo con prisa y atacando, pero eso también dejaba más huecos en su zaga, que aprovechaban los alemanes. De hecho tanto apretaba el equipo renano en sus contraataques que parecía que fuese el Schalke el que iba perdiendo.

Aun así, el Olympiacos supo juntar las piezas y volver a enfilar los ataques. Tras una oportunidad en la que los defensas alemanes sacaron la pelota prácticamente de debajo de los palos hasta en dos ocasiones, los hombres de Leonardo Jardim cuadraron una gran jugada para poner el empate: un pase perfecto desde el campo del Olympiacos que el argelino Abdoun supo utilizar perfectamente para batir al portero del Schalke.

Pero la alegría local duró apenas un minuto, el que tardó el equipo alemán en hacer una triangulación perfecta en ataque para que Huntelaar lo convirtiese en gol poniendo el 1-2 en el marcador.

Y otro minuto más tarde, en un nuevo ataque del equipo de Gelsenkirchen, Manolas cometió falta en el área: era penalti y el partido parecía sentenciado. Pero el ex madridista Huntelaar no supo transformar la oportunidad de dejar sentenciado el partido y envió la pelota a la madera para mayor alivio del Olympiacos.

El partido ganó aún más en emoción con los rojiblancos del Pireo, espoleados por la hinchada local, en rápida carrera hacia la portería rival y el Schalke intentando dar la estocada final en un partido muy igualado.

Finalmente, el Schalke supo aguantar mejor la presión y logró lo que no había conseguido hasta ahora un equipo alemán en Liga de Campeones: ganar al Olympiakos en casa.

Estadísticas AS.com