Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

LIGA de Campeones | Real Madrid - Manchester City

Un Madrid irreconocible

Mourinho dijo en la conferencia de prensa postpartido de Sevilla que no tenía equipo. Puso en evidencia a los jugadores y aceptó su responsabilidad. Son cuatro puntos en cuatro partidos, números que delatan problemas físicos, tácticos y de concentración. El campeón está irreconocible.

El Madrid lo dio todo en la Supercopa para luego desinflarse. Ganó al Barça, levantó el trofeo y bajó el pistón en la Liga, pagando la factura con un mal balance en cuatro partidos: una victoria, un empate y dos derrotas, con cinco goles a favor (tres al Granada) y cuatro en contra. Más allá de los resultados, además deja una preocupante sensación de incapacidad para la lucha a la vez que tácticamente comete errores de los que tendría que dar explicaciones Mourinho.

Sin pegada. El año pasado, en la cuarta jornada, el Madrid llevaba diez goles a favor y tres en contra. Cristiano había marcado cuatro y Benzema, dos. A fecha de hoy, el portugués le ha hecho dos al Granada, mientras que el francés es víctima de una sequía total.

Junto a la falta de gol, se ha visto ante el Valencia, Getafe y en el Pizjuán una dificultad tremenda en la elaboración y llegada, en base a la baja forma de los Özil, Di María, Marcelo, Khedira, Callejón, amén de no contar para nada Kaká. Mou se la juega con esta decisión.

El Madrid es vulnerable en la pelea, se descentra, no impone ni hace gol. Es un campeón irreconocible este año.

Las peores señales del Madrid en el Sánchez Pizjuán

Incapacidad física para soportar la presión de Trochowski, Rakitic, Medel y Maduro. En esta pelea perdieron Özil, Di María, Khedira y Xabi.

Falta de empaque ante la embestida del Sevilla. Higuaín se fue del partido en el 5'. También Cristiano, que no dio nada.

Sin tensión suficiente para imponer un ritmo de juego y para cuidar las zonas. El gol del Sevilla debería sonrojar al equipo y también a Mourinho.

Falta de acierto ante el gol. Higuaín lo tuvo, también Ramos. Pero faltó la pisada en área de Cristiano y de Benzema.

Plan B estéril de Mou. Primero tiró de Modric (no lo hizo nada mal) y de Benzema, éste sí inocuo. Después metió a Callejón, acumulando delanteros hasta molestarse.

Khedira lateral derecho en el 65' para nada. Modric y Xabi no podían con la medular del Sevilla. ¿Qué buscaba Mourinho?

Estadísticas AS.com