Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Amistoso | Benfica 1 - Betis 1

El Betis vuelve a competir y a recuperar sensaciones

Nosa debutó, Beñat dirigió y Pereira hizo todo un golazo

El Betis vuelve a competir y a recuperar sensaciones Ampliar
GRAN IMAGEN. Melgarejo y Juan Carlos pelean por el balón ayer en el Municipal de Portimao.

Pepe Mel quería que el Betis compitiera... y compitió. Después de unas semanas de gran incertidumbre, los jugadores béticos han sabido renacer y dar la cara ante un rival de Champions plagado de jugadores de enorme calidad como Aimar, Salvio o Rodrigo. El técnico salió con todo lo que tenía. Hizo debutar de titular a Nosa y ni mucho menos como mediocentro, porque fue el compañero de Jorge Molina en la punta. Las sensaciones del nigeriano fueron muy buenas. Una especie de Emaná pero con más calidad. Ilusiona. Pero también estuvo bien Casto y Nelson y Rubén Pérez, aunque la clase la puso una vez más Beñat. El vasco es el timón del equipo. Llegó a Portimao dos horas antes del partido tras regresar de Georgia y ni lo notó. Dirigió al Betis y volvió a ser fundamental.

Pero la calidad de los lisboetas marcaba las diferencias en el primer tiempo. El dominio y las ocasiones fueron del Benfica y el empate a cero al descanso era un buen resultado para el Betis. Aunque nada más volver al césped, un error en el despeje del improvisado central Cañas hizo que el balón llegará a los pies de Nico que sin pararla batió a Casto. Golazo. Pero ahí el Betis se vino arriba. Nono puso el temple y Pozuelo, Rubén y Pereira la dinamita. El gallego empató con un golazo de vaselina y hasta pudieron ganar. Sólo Nolito les inquietó. Pero el resultado era lo de menos. El Betis recuperó su entidad. Y ese era el gran objetivo.

La zaga está gafada: Paulao y Mario, tocados

La zaga verdiblanca parece que está gafada. En los prolegómenos del partido, el brasileño Paulao tuvo que ser descartado para el encuentro por unas molestias musculares, que ni siquiera le permitieron estar en el banquillo y eso dejó a Pepe Mel sin centrales suplentes por si surgía algún imprevisto, ya que Perquis no llegó a tiempo de su convocatoria con Polonia y Amaya sigue recuperándose de sus problemas físicos. En definitiva, los verdiblancos sólo tenían a la pareja de centrales titulares Mario y Dorado. Y a los pocos minutos, el canario sufrió su enésima lesión. En una jugada fortuita recibió un pisotón involuntario, pero muy doloroso que le hizo salir del terreno de juego sin poder apoyar su pie derecho. A duras penas aguantó hasta el final del primer tiempo, pero tuvo que ser sustituido en el descanso por Cañas. El roteño, uno de los chicos para todo de Pepe Mel, actuó como central porque no le quedaba otra ante la baja de cuatro de sus compañeros.

Estadísticas AS.com