Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Zaragoza

El zaragocismo sigue fiel pese a la crisis económica y deportiva

A dos semanas para el cierre oficial de la campaña de abonados 2012-13, el Zaragoza supera ligeramente los 21.000 socios, lo que supone un descenso de unos 1.800 sobre la cifra en la que se cerró la pasada temporada, un bajón sustancial pero no dramáticos para lo que ha llovido.

El zaragocismo sigue fiel pese a la crisis económica y deportiva Ampliar
LA MÁS NUMEROSA. El zaragocismo acudió en un número respetable a la presentación de José María Movilla, el último fichaje.

A menos de dos semanas de que se cierre la campaña de abonados, que finaliza el próximo 24 de septiembre, el Real Zaragoza acumula en estos momentos unos 21.200 abonados, de acuerdo a las cifras facilitadas por el club aragonés. Con respecto al final de la temporada pasada supone un descenso de casi 1.800 socios, una caída sustancial pero no demasiado dramática, teniendo en cuenta el contexto de aguda crisis económica de los últimos años y las dificultades del equipo para elevar su nivel por encima de la lucha por evitar el descenso desde que bajó a Segunda en 2008.

A estas mismas fechas, hace un año, el Real Zaragoza había alcanzado una cifra que rondaba los 22.000 abonados. Esa cantidad se vio incrementada a lo largo de la campaña hasta los casi 23.000 con los que se cerró el ejercicio. En los dos años precedentes, el número de aficionados con tarjeta anual apenas se movió de manera significativa, como se aprecia en la tabla anexa: el Zaragoza finalizó la campaña 2010-11 con 22.895 abonados; y la última, como ya se ha mencionado, con una cifra apenas superior, 22.923.

Fidelidad. El club ha tratado de compensar las circunstancias congelando precios en las dos últimas campañas, con el fin de que la ruptura social y la falta de competitividad del equipo no se llevase por delante el apoyo en el estadio. En los últimos tres años, la masa social zaragocista se ha mostrado fiel. Si ha habido bajas, se han compensado con las nuevas llegadas. Ese comportamiento resulta muy apreciable, teniendo en cuenta que el equipo tuvo que salvarse en ambas ocasiones en la última jornada, con desplazamientos masivos de aficionados a Valencia y Getafe. Y que durante todo el tiempo los pésimos resultados deportivos se vieron aderezados por constantes escándalos en el orden institucional, la creciente oposición social a Agapito Iglesias, presidente y accionista mayoritario, y el proceloso concurso de acreedores, del que el club acaba de salir legalmente.

A pesar de la crisis económica, del descontento y de los agravios con las campañas de entradas a precios reducidos en las fases críticas de las últimas temporadas, con el fin de llenar el estadio, el zaragocismo se mantiene fiel a su equipo. Al menos estos años. Si se abre el campo de visión se aprecia que el número de socios alcanzó su máximo con Agapito en la 2007-08, con 29.268 abonados. Y que tras el descenso cayó en más de 7.000. Volvió a repuntar en Segunda y luego bajó de nuevo, para quedarse ahora estable.

Estadísticas AS.com