Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Saviola

"Doy gracias por ver jugar a Messi"

Javier Saviola Fernández (Buenos Aires, 11-12-1981) desvela en AS sus primeras sensaciones como jugador del Málaga. La Rosaleda le espera.

Comienza su cuarta etapa en España.

Concozco España y la Liga. Tenía muchas ganas de volver y estoy muy feliz por ello.

Tiene 30 años y parece que lleva jugando toda la vida...

(Risas). Hay muchos compañeros que dudan y me dicen que les muestre el pasaporte Empecé muy joven en River Plate, con 16 años.

¿Con cuál de sus éxitos deportivos se quedaría?

Ganamos la primera UEFA con el Sevilla. Fue importantísimo para el club porque empezó a ser reconocido mundialmente. Tuve un año magnífico. En Barcelona también viví momentos muy lindos. Y el Madrid me dejó cosas muy buenas.

En todos sus equipos logró títulos. ¿Ve posible repetir también en Málaga?

Me encantaría. Este es un club en el que se han hecho muy bien las cosas en los últimos años y ganar un título y hacer un buen papel en la Champions sería la guinda perfecta.

Pellegrini fue determinante para que usted esté hoy aquí.

Él siempre tuvo una confianza muy grande en mí. Mantuvimos muchas conversaciones. No era fácil salir del Benfica, pero tanto el Málaga como yo hicimos un gran esfuerzo. Y aquí estoy.

Firmó hasta 2013. ¿Le gustaría quedarse más tiempo?

Me encantaría, una vez termine la temporada, tratar de arreglar las cosas para poder quedarme en el club.

¿Es de los que se marca como reto alcanzar una cifra de goles?

No. Esas cosas no me gustan. Quiero que la gente pueda disfrutar de mi fútbol, no sólo de los goles. Trato siempre de aportar muchas cosas ofensivamente. Desborde, movilidad, generar espacios, asociarme, dar juego a mis compañeros y ser un delantero de referencia para el equipo. Pellegrini me conoce bien y sabe lo que puedo ofrecer.

¿Algún jugador del equipo que le haya impresionado?

La pegada que tiene Duda me ha sorprendido muchísimo. Hay individualidades muy importantes: Joaquín, Buonanotte, Isco, Santa Cruz... Este equipo ha pasado momentos muy difíciles y la unión del grupo le ha sacado adelante.

¿Y a pesar de ello se empeñó en venir?

Mucha gente me decía que cómo iba a venir ahora que el club estaba en momentos difíciles donde no se sabía qué iba a pasar y muchísimas cosas más. Pero siempre tuve la mente muy decidida a venir.

¿Está ansioso por debutar en La Rosaleda?

Sí. Mis compañeros me han contado que la afición aquí se vuelca mucho con el equipo. Es una afición con mucho fervor y siempre trata muy bien al jugador. Tengo muchas ganas de debutar y de darle alegrías a la gente.

El objetivo debe ser estar nuevamente en Europa la próxima temporada.

El objetivo es ser ambiciosos. Sabemos de los recursos técnicos que tiene el equipo y la mentalidad ganadora de estos jugadores que han pasado por momentos durísimos y han salido adelante. Podemos hacer una grandísima temporada. Me motiva muchísimo jugar al lado de Joaquín, Isco, Buonanotte... Aquí hay jugadores con capacidad para juntarnos, tocar la pelota y formar un poder ofensivo importante.

¿Cuál es el futbolista que le ha enseñado más cosas?

Tuve la suerte de estar con jugadores tremendos como Ronaldinho, que hacía cosas imposibles. Sorprendía tanto a los defensores como a los delanteros que jugábamos con él. Raúl era un delantero tremendo, listísimo. Guti tenía una calidad increíble. Kluivert era impresionante, tenía una técnica espectacular y hacíamos una pareja muy buena. Kanouté, Luis Fabiano, Van Nistelrooy...

¿Qué ha cambiado de aquel chaval que llegó con 19 años a Barcelona?

Ahora tengo más experiencia, soy un jugador maduro. Pero mantengo la misma humildad y sigo siendo igual de profesional que siempre. Aún recuerdo mi llegada a Barcelona. Aquello fue terrible. Es algo que todavía tengo grabado. En mi vida me podía imaginar que me pasaría algo así llegando a un aeropuerto. Eso sólo lo veía posible con los cantantes de rock (risas). Era recorrer un par de metros y tener que volverme para atrás.

En cambio, cuando fichó por el Real Madrid se mosquearon bastante en Can Barça.

Después de aquello regresé a Barcelona y me trataron muy bien. Quizá alguna gente se sintió dolida, pero quien me conoce sabe que no fue con intención de herir a nadie. Tenía la propuesta de venir a un club grandísimo como el Real Madrid y nadie puede rechazar una oportunidad así. Pero en Barcelona siempre me han tratado de maravilla.

¿Se moja en esa rivalidad Madrid-Barça?

No. Sólo disfruto. Estoy encantado de que haya dos equipos tan competitivos y tan maravillosos en la Liga española.

¿Y se atreve con el debate del Balón de Oro?

Para mí, es Messi. Sobrepasa todos los adjetivos. Soy un enamorado de lo que ofrece, de lo que juega y de las cosas que hace futbolísticamente. Hay que dar gracias y estar felices de haber nacido en este siglo sólo por ver jugar a Messi.

¿Y a Cristiano?

Es una máquina física y futbolísticamente y se puede dar el gusto de pelear un Balón de Oro con Messi, Xavi, Iniesta... No tiene que esta triste sino todo lo contrario, estar feliz por ser uno de los futbolistas más importantes del momento.

¿Cree que Messi necesita ganar un Mundial para ser el mejor jugador de la historia?

Eso son cosas para la gente. Ser uno de los mejores jugadores de la historia no te permite relajarte y tiene mucha presión. Messi viene demostrando lo grandísimo que es. Ganar un Mundial es lo último que le queda. No vimos a otros jugadores como Di Stéfano o Pelé y es difícil opinar en ese debate. Pero para los que vivimos este presente, Messi es el mejor.

¿Ve factible regresar a la selección argentina?

La selección sí, la tengo en mente. Si hago las cosas bien aquí, es posible que llegue esa convocatoria. Pero mi principal reto es estar bien en el Málaga, adaptarme al equipo y hacer una buena temporada.

Estadísticas AS.com