Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Barcelona | La resaca del Clásico

El vestuario cierra filas en torno a Víctor Valdés

"Siempre se levanta, mentalmente es muy fuerte", dicen

No hay debate en torno a Víctor Valdés dentro del Barcelona. Su pifia en la jugada que originó el segundo gol del Real Madrid en el Camp Nou al perder un balón en el área a pies de Di María se considera un error comparable al penalti que Messi falló en su día ante el Chelsea en la última semifinal de Champions. Un error que puede tener cualquiera, pero que de ninguna forma viene a desequilibrar la balanza entre lo que aporta al equipo respecto a lo que, en ocasiones como ayer, le resta.

Desde el primer momento, sus compañeros y su entrenador le apoyaron. Tito Vilanova en la conferencia de prensa posterior al partido ya dijo que "hizo lo que le pedimos y voy a seguir pidiéndole que lo haga" y Gerard Piqué se expresó en términos similares: "Es un gran portero que nos da mucho". Ayer Xavi reafirmó este convencimiento de confianza total en el guardameta de L'Hospitalet.

No obstante, todos saben que en estos momentos, lo mejor es dejarle solo y que sea el propio Víctor el que digiera su penitencia. Las palabras de ánimo respecto al portero son más de cara a la galería, porque todos en la caseta saben que Víctor es de los que se levanta solo y no necesita golpecitos en la espalda.

Uno de los que mejor le conoce dentro del equipo no tiene dudas respecto a lo que pasará. "Se levantará como hace siempre. Todos tenemos errores, pero hay pocos que sean tan fuertes mentalmente como él. No quiero ni pensar en el entrenamiento de mañana. Se va a machacar", explicaba.

Valdés salió del Camp Nou muy afectado por su error. De hecho, eso no es nuevo, porque hay pocos en el grupo de Vilanova que sean más perfeccionistas que el portero, que difícilmente acaba contento de sus actuaciones.

Lo que sí extrañó a la gente de su círculo es que no saliera en zona mixta tras el partido , porque siempre que ha cometido un error de este tipo, Víctor ha insistido en salir a dar la cara. Valdés es de los que nunca se esconde.

Valdés será el portero del Barça en Pamplona mañana y también defenderá la portería blaugrana el miércoles en el Santiago Bernabéu, donde lleva cuatro años sin perder un partido.

Al igual que pasa con su rendimiento en las grandes finales, el portero azulgrana no es de los que acostumbran a fallar en los días importantes ni se equivoca muy a menudo.

Estadísticas AS.com